Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI descarta un rescate de Japón

El organismo afirma que el Gobierno nipón "cuenta con los recursos financieros para afrontar sus necesidades más inmediatas"

El triple desastre al que se enfrenta desde hace una semana Japón -por el terremoto, el tsunami y la crisis nuclear- tendrá sin duda un impacto destacado en la economía japonesa y en sus cuentas públicas. Pero a pesar del fuerte endeudamiento que sufre el país y de la incertidumbre, el Fondo Monetario Internacional no tiene intención de salir al rescate.

Japón, según el organismo internacional, "es una economía fuerte" y su Gobierno "cuenta con los recursos financieros para afrontar sus necesidades más inmediatas". Así lo explicó Caroline Atkinson, portavoz del FMI, durante la rueda de prensa semanal que ofrece la institución. "Puede haber una recuperación económica muy rápida tras estos desastres", dijo.

El FMI es la primera institución que salta a escena y moviliza ayuda inmediata cuando un país sufre un desastre natural de gran envergadura, sobre todo cuando se trata de países pobres. En el caso de Japón, una de las siete mayores potencias industrializadas del planeta, el organismo con sede en Washington adopta de momento una posición de seguimiento de la situación.

Atkinson cree que las autoridades japonesas están adoptando las políticas apropiadas para encarar esta crisis, aunque admite que la situación es de "gran incertidumbre" porque el desastre natural tiene tres elementos a los que hacer frente. El impacto, se inclinan a pensar desde el organismo, se hará sentir a corto plazo por la vía de una caída en la actividad económica.

Por eso el FMI se dispone a retocar las previsiones de crecimiento para Japón, que publicará a mediados de abril. Dicho esto, los economistas del organismo opinan que se están adoptando las medidas necesarias para preservar la estabilidad del sistema financiero japonés -inyectando 180.000 millones de dólares- y asistiendo a las víctimas de la catástrofe.

"Esa es la política apropiada en estas situaciones", remachó. Otra cosa será determinar si estas medidas serán suficientes para evitar que los efectos del desastre afecten a la economía a largo plazo. El FMI cree que conforme se vaya superando la fase de gestión de la crisis, "Japón volverá a experimentar un repunte en el crecimiento con el proceso de reconstrucción".

Y que la economía se recupere rápido y alcance de nuevo su pleno potencial será, señalan, importante para lidiar a largo plazo con los problemas fiscales que lleva arrastrando el país. La deuda japonesa es la mayor de los países industrializados, equivalente al 200% de su producto interior bruto. Japón no solicitó aún la asistencia financiera del FMI ni del G7.