Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se organiza viaje a Egipto para protestar

Un joven egipcio residente en España prepara un viaje a El Cairo para participar en las manifestaciones contra Mubarak

Ahmed Youness tiene 32 años y hasta el pasado 25 de enero se dedicaba a organizar viajes turísticos a su país, Egipto. Lleva diez años en España y cuando estallaron las revueltas y las calles de El Cairo se llenaron de tanques y piedras, se le ocurrió organizar un nuevo viaje, que no incluía las pirámides en el itinerario y sí el lugar que se ha convertido en el centro de las protestas contra el presidente Mubarak, la plaza de la Liberación.

"Queremos ir para apoyar a la gente, para hacerles ver que no están solos y que lloramos con ellos". A través de la red social Facebook, lanzó un llamamiento para los interesados en viajar a El Cairo para apoyar al pueblo egipcio. Han sido muchas las llamadas desde varios países europeos y hasta el momento ha logrado reunir a unas 40 personas, dispuestas a sumarse al viaje.

Aunque su familia vive en España, Ahmed tiene muchos amigos que estos días han participado en las protestas. "Casi todos tienen heridas en la cabeza por las piedras". Esto le preocupa, pero aún así tiene claro que quiere hacer el viaje. "Tenemos miedo pero vamos a ir porque los que están ahora en la plaza un día también tuvieron miedo, y los que murieron... no queremos que sus muertes no sirvan para nada".

La idea es que Madrid sea el punto de encuentro desde el que salga el avión con destino El Cairo. Quieren irse lo antes posible, "en dos o tres días", y ahora están negociando con aerolíneas para conseguir un avión que viaje por un precio barato y buscando algún patrocinador. "Hay personas muy dispuestas a ir, pero no pueden gastarse mucho dinero en el billete de avión". En cuanto a la duración del viaje, dependería de lo que allí sucediera. "No sabemos qué va a pasar, si nos van a lanzar piedras, si nos van a retener...". La idea es pasar ahí unos días, unirse a la población que protesta en las calles y luego volver.

Pero Sameh Hagassi, de 32 años, sí tiene claro cuándo va a volver de Egipto, si logra ir: "cuando Mubarak se vaya, aunque sea en el mismo avión para estar seguro de que se ha ido". Lleva nueve años en España, acaba de casarse, estudia un master en economía y está a punto de abrir un restaurante, pero no le importa. Asegura que se quedará hasta el final porque lo que hace es por el bien de Egipto. Y no le importa cuánto dinero pueda costarle el viaje. "200, 300, 1000 euros... no es mucho dinero para la libertad, para el futuro de mis hijos".

Se quiere apuntar para apoyar a su pueblo, para darle ánimos y fuerzas hasta que Mubarak se vaya. "Queremos que se vaya. Egipto no ha levantado cabeza en 30 años y merecemos otra persona como presidente". También tiene muchos amigos participando en las protestas y se siente profundamente satisfecho de lo que están haciendo. "Es un orgullo lo que hacen los chicos, después de tantos años de falta de democracia y libertad. Los españoles mejor que otro país sienten como nosotros porque saben lo importantes que son estas dos cosas".