Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro muertos en Túnez por disparos de la policía en una manifestación

17 personas resultan heridas después de que los agentes abrieran fuego contra una multitud que protestaba ante una comisaría de Kef

Al menos cuatro personas han muerto en Túnez y otras 17 han resultado heridas por disparos de la policía, según ha informado el Ministerio del Interior. Los agentes abrieron fuego para dispersar a un millar de asaltantes que intentaban tomar la comisaría de la localidad de Kef, en el noroeste del país, lanzando piedras y cócteles incendiarios. Pero, según cuenta la agencia AFP, la fuente de la noticia es todavía un poco débil: un miembro de un sindicato y un vecino de la localidad de Kef.

Los hechos han ocurrido horas después de que dos personas detenidas en una comisaría de la localidad de Sidi Bouzid, en donde se inició la revuelta social tunecina que forzó la salida del poder de Ben Ali, murieran como consecuencia de un incendio provocado intencionadamente en la celda donde se encontraban, según algunos testigos de la zona. El ministro de Interior, Farhat Rajhi, confirmó las dos muertes "por quemaduras" durante un programa de televisión y afirmó que "se abrirá una investigación sobre los hechos".

"Tras declararse un incendio en la comisaría de Policía de Sidi Bouzid durante la tarde del viernes, dos jóvenes arrestados por presentar un evidente estado de ebriedad han fallecido calcinados", informó la agencia de noticias tunecina, TAP. Varios centenares de manifestantes se concentraron para protestar por lo sucedido ante la comisaría y quemaron tres vehículos policiales.

Los ánimos en Túnez son muy adversos a la policía. La población acusa al cuerpo de haber actuado prácticamente como una banda de secuaces a las órdenes de Ben Ali durante los años de dictadura.