Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dictador Teodoro Obiang, nuevo presidente de la Unión Africana

El mandatario de Guinea Ecuatorial sustituirá al presidente de Malawi, Bingu Wa Mutharika, según el sistema rotatorio de la organización

El jefe de Estado de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, ha sido nombrado este domingo presidente de turno de la Unión Africana (UA) durante la XVI Cumbre de la organización panafricana que se celebra hoy y mañana en Etiopía. El nombramiento de Obiang, que asumirá la presidencia de UA en sustitución del presidente de Malawi, Bingu Wa Mutharika, se produce por el sistema de rotación que da una oportunidad a cada región, y las candidaturas deben ser aprobadas por el resto de las naciones que conforman la organización.

La Unión Africana celebra su XVI Cumbre en Etiopía con la presencia de numerosos presidentes y representantes de países africanos, además de la del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y la del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Los líderes de las naciones africanas debaten el momento de gran convulsión que vive el continente tras el triunfo de la revolución tunecina y las masivas manifestaciones y protestas que se están viviendo en varias ciudades de Egipto.

Según el presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, aunque no estaba previsto debatir durante la Cumbre la inestabilidad del norte de África, puesto que la agenda se programó hace un mes, los mandatarios africanos tratan la situación por su gran relevancia para la seguridad regional. También deberán tratarse durante los dos días de la Cumbre de la Unión Africana las crisis políticas de Costa de Marfil y de Gabón, así como el permanente estado de guerra y la piratería de Somalia.

Obiang, que con el apoyo del Gobierno español de entonces se encaramó al poder en la pequeña ex colonia española en el corazón de África, es el segundo gobernante que ha conocido el país, independiente desde el 12 de octubre de 1968. Ha gobernado con mano de hierro el pequeño país del centro de África desde que llegó al poder por un golpe de Estado en 1979 contra su tío, Francisco Macias Nguema, ejecutado posteriormente.

Su Gobierno ha sido denunciado en innumerables ocasiones por las violaciones de los derechos humanos, mientras que él mismo ha sido acusado de apropiarse de los enormes beneficios que la pequeña ex colonia española obtiene por los recursos petroleros.