Di Pietro: "Berlusconi hace política solo para sus negocios"

El primer ministro supera los obstáculos del Senado y la Cámara de Diputados y mantiene su Gobierno, aunque una exigua mayoría le impedirá legislar con comodidad

Berlusconi sobrevive pero no sale indemne. El primer ministro italiano ha ganado las dos mociones a las que la oposición había sometido a su Gobierno. Tras lograr a las 11.00 el voto de confianza del Senado, donde tiene mayoría, ha superado a las 13.00 la complicada moción de censura en la Cámara de los Diputados por un estrechísimo margen: una diferencia de tan solo tres votos, con 314 en contra y 311 a favor. El voto decisivo de un diputado tránsfuga del Partido Democrático, Massimo Calearo, y de dos diputadas de Fini que han traicionado a éste han permitido a Berlusconi superar la moción de censura. El espectáculo ha sido bochornoso, con peleas y acusaciones de corrupción y traición.

Más información
Il Cavaliere se juega su Gobierno en una moción de censura
La protesta contra Berlusconi en Roma degenera en guerrilla urbana
Tres tránsfugas 'contratados' salvan al Gobierno Berlusconi

El debate previo a la moción de censura ya había sido muy tenso. Una dura intervención del ex magistrado y actual líder de Italia de los Valores (IDV), Antonio di Pietro, en la Cámara de los Diputados ha llevado a Berlusconi a abandonar el hemiciclo seguido por varios diputados del partido gubernamental Pueblo de la Libertad (PDL). El líder opositor había dicho a Berlusconi, entre otras cosas: "Usted se ha puesto a hacer política no para servir al país sino

"Fuera de las aulas parlamentarias -continuó- cada día hay más personas de todas las categorías sociales que protestan y no pueden ser engañadas ni por usted ni por su Gobierno". "Fuera de aquí", dijo, "los policías han protestado porque están cansados de pagarse la gasolina para correr tras los delincuentes". "Fuera de aquí hay miles de estudiantes y docentes que no son delincuentes por el solo hecho de protestar, sino que son jóvenes desesperados a los que también les habéis cercenado el futuro", añadió.

Di Pietro prosiguió: "Fuera de aquí están los trabajadores sin contrato, fuera de aquí no existe el país de las maravillas que usted describe, están los jóvenes y menos jóvenes que han perdido el trabajo o no lo han tenido jamás". "Fuera de aquí están los ciudadanos del L' Aquila, víctimas del terremoto (de abril 2009), fuera de aquí hay muchas personas necesitadas a las que ha quitado la esperanza y la solidaridad. Usted ha reducido a Italia a un país bananero", subrayó.

Y el impulsor de "Manos Limpias" finalizó: "Fuera de aquí, cuanto antes se vaya mejor". Tras la intervención de Di Pietro, Berlusconi y sus diputados regresaron a la Cámara, de la que salieron en protesta por "los insultos recibidos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Tras una campaña enfebrecida de acuerdos entre bastidores, en los que la oposición ha lanzado acusaciones de compra de votos que han sido respondidas con feroces negaciones y contraacusaciones de traición, muchos analistas ya estimaban esta mañana que el Gobierno podría conseguir los votos necesarios para salir adelante. Pero aun así, la perspectiva a largo plazo del Gobierno sigue siendo extremadamente incierta y una mayoría estrecha lo dejaría incapaz de aprobar grandes reformas, que son esenciales para recuperarse de la recesión.

Una moción de confianza fácil

La amplia mayoría con la cuenta en el Senado el Gobierno de centro-derecha significaba que había pocas dudas sobre el voto en la moción de confianza que la Cámara había convocado para subrayar su legitimidad. El Gobierno ha ganado por 162 votos a 135. Y Berlusconi ya obtiene los primeros beneficios. Las acciones de la compañía Mediaset, controlada por la familia de Il Cavaliere, han recuperado terreno y ya tras el voto inicial los números son positivos.

A favor de la moción de confianza han votado el Pueblo de la Libertad (PDL), de Berlusconi, junto a la federalista Liga Norte (LN), su socia en el Gobierno. En contra han votado los progresistas Italia de los Valores (IDV) y el Partido Demócrata (PD), junto a los democristianos del UDC, los centristas de Alianza para Italia (API) y dos senadores del Movimiento para la Autonomía (MPA). La moción de confianza sobre el Gobierno ha comenzado alrededor de las 9.00, hora local, con el debate sobre la intención de voto de los grupos, que fue sucedida por el voto individual de cada senador en llamamiento nominal.

La votación se ha desarrollado de forma tranquila y sin altercados de gravedad, aunque desde las filas de la Liga Norte sí se han oído sonoras críticas a FLI, cuando su portavoz, Pasquale Viespoli, ha anunciado la decisión del grupo de abstenerse tras pedir una vez más la dimisión de Berlusconi, obligando al presidente del Hemiciclo a llamar al orden e incluso a amenazar con suspender la sesión.

Y es que la decisión de abstención del bloque de los finianos llegaba tras la propuesta que el grupo avanzó ayer al jefe del Gobierno italiano, en la que le planteaba que dimitiera tras ganar la confianza del Senado y antes de la votación en la Cámara. A cambio, los finianos le ofrecían su abstención en la Cámara Alta, aunque Berlusconi rechazó inmediatamente la propuesta.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, durante la votación de la moción de confianza en el Senado italiano.
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, durante la votación de la moción de confianza en el Senado italiano.REUTERS
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se tapa la cara con una carpeta durante la sesión del Senado, donde ha superado el voto de confianza.
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se tapa la cara con una carpeta durante la sesión del Senado, donde ha superado el voto de confianza.REUTERS
Berlusconi se enfrentaba a dos mociones, una de confianza en el senado, que ha conseguido superar fácilmente... y una moción de censura, planteada por la oposición en la cámara baja... el primer ministro italiano ha conseguir salvar la situación por sólo tres votos.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS