Detectado un grave defecto de fabricación en los motores Rolls Royce del Airbus 380

Un equipo australiano señala la mala alineación de una pieza que causó la explosión del propulsor del avión de Qantas

Expertos australianos en seguridad aérea han identificado un grave defecto de fabricación en los motores Rolls-Royce que propulsan el Airbus A-380, el avión de pasajeros más grande del mundo. el descubrimiento se ha realizado a raíz del aterrizaje de emergencia que tuvo que hacer un A-380 de la compañía australiana Qantas en Singapur el mes pasado tras estallar uno de sus motores. La aerolínea demandará a Rolls-Royce si no hay acuerdo en las compensaciones económicas que pide al fabricante de motores.

Expertos australianos en seguridad aérea han identificado un grave defecto de fabricación en los motores Rolls-Royce que propulsan el Airbus A-380, el avión de pasajeros más grande del mundo. el descubrimiento se ha realizado a raíz del aterrizaje de emergencia que tuvo que hacer un A-380 de la compañía australiana Qantas en Singapur el mes pasado tras estallar uno de sus motores.

Según estos investigadores, de la Oficina de Seguridad en el Transporte de Australia (ATSB), la mala alineación de una pieza del motor Trent 900 de Rolls Royce que usaba el A-380 de Qantas causó el desgaste de la pared una tubería de aceite. Esto provocó una "fractura por fatiga" del material que ocasionó una fuga de aceite y, en último término, el estallido del motor. Textualmente, los investigadores dicen que el defecto "podría llevar a un riesgo elevado de inicio y crecimiento de una fractura por fatiga, fuga de aceite y un potencial fallo fatal del motor por el incendio del aceite". Entienden los expertos que ese problema "está relacionado con el proceso de fabricación".

El fabricante de motores Rolls-Royce, que ya admitió su responsabilidad en el fallo del motor, reconoce que lo descubierto por los investigadores australianos es "coherente con lo que hemos dicho anteriormente". En un comunicado, la empresa británica añade que ha "establecido un régimen de inspecciones, mantenimiento y retirada que ha asegurado un funcionamiento seguro. El programa ha sido acordado en colaboración con Airbus, nuestras aerolíneas clientes y los reguladores".

La ATSB urge a Rolls-Royce a que "atienda este asunto de seguridad y tome las medidas necesarias para asegurar la seguridad de las operaciones de vuelo en los aviones de transporte equipados con los motores Trent 900".Qantas, la compañía australiana, aunque descarta "riesgos inmediatos", realizará nuevas investigaciones como medida de precaución.

Como reacción al informe de los expertos de la ATSB, Qantas ha indicado que se reserva el derecho de acciones en los tribunales contra Rolls-Royce en caso de que no haya acuerdo sobre las compensaciones que la empresa fabricante de motores tendrá que pagar a Qantas por el quebranto económico derivado del defecto de fabricación de los propulsores. De momento, la empresa está en negociaciones con Rolls-Royce sobre esas compensaciones, pero si no hay acuerdo, Qantas "prevé acciones judiciales".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

No todos los A-380 que están en funcionamiento montan motores Rolls Royce Trent 900. Sólo los usan 20 aparatos de Qantas, Lufthansa y Singapore Airlines.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50