Alemania eleva la alerta ante un inminente ataque terrorista

El ministro del Interior, Thomas de Maizière, asegura tener "indicios concretos" del riesgo de un atentado antes de final de mes

El Gobierno alemán teme un atentado islamista antes de que acabe este mes. El ministro del Interior, Thomas de Maizière (CDU), ha asegurado hoy que el Ejecutivo tiene "indicios concretos", en parte procedentes de un "socio extranjero", que le alertan de un ataque. Además, Interior cuenta con "pistas propias" que revelan "los esfuerzos de grupos islamistas para cometer atentados en la República Federal". De Maizière ha anunciado un endurecimiento de las medidas de seguridad en los aeropuertos y estaciones de tren de todo el país, aunque ha afirmado que "hay razones para preocuparse, pero no para dejarse llevar por la histeria", ya que las autoridades "están bien preparadas para afrontar la situación".

Más información
Uno de los paquetes bomba destinado a EE UU pudo viajar en dos aviones de pasajeros
Una maleta sospechosa causa la alarma en un vuelo de Namibia a Alemania
El maletín sospechoso de contener una bomba en un aeropuerto de Namibia carecía de explosivos

Las medidas ya son visibles en la estación central de Berlín, donde desde esta tarde patrullan agentes pertrechados de chalecos antibalas y armados con fusiles. La Policía Federal, que depende del Gobierno, ha desplegado 5.000 agentes en las estaciones ferroviarias de todo el país. El ministro ha aclarado que además se endurecerá la vigilancia de las comunicaciones telefónicas e informáticas.

Interior compara la situación con la alarma previa a las elecciones generales de septiembre de 2009, cuando las autoridades detectaron desplazamientos sospechosos entre Alemania y Pakistán. A finales del mes pasado, los controles de seguridad fueron incapaces de detectar el envío por correo de una bomba desde Yemen a Estados Unidos, que pasó por un aeropuerto alemán antes de ser detectada y desactivada por las autoridades británicas. Poco después, una bomba casera enviada desde Grecia llegó sin problemas hasta la cancillería, donde fue detectada en los controles rutinarios.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS