Un Boeing 747 de Qantas realiza un aterrizaje de emergencia en Singapur

Un avión de la aerolínea australiana se ve obligado a regresar al aeropuerto de la ciudad-Estado por un fallo de motor un día después de que un Airbus 380 de la misma compañía sufriera un incidente similar

Un avión Boeing 747-400 de la aerolínea australiana Qantas ha realizado un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Changi de Singapur. La aeronave, con más de 400 personas a bordo, ha experimentado un problema en uno de sus motores tras despegar de la ciudad-Estado, por lo que el piloto "solicitó autorización prioritaria para regresar al Singapur, según ha informado un medio local.

El regreso a tierra del jumbo se ha completado de manera segura, según las primeras informaciones disponibles. El vuelo afectado lleva por localizador QF6 y su destino era Sidney, donde se dirigía con 412 pasajeros y una tripulación de 16 personas. Aunque se desconoce el tipo de avería que ha ocasionado el aterrizaje de emergencia, una portavoz de la compañía ha señalado "poco después del despegue, el comandante ha tenido un problema con uno de los motores". Según testimonios recogidos por France Presse, el motor de la aeronave se habría incendiado. "Se veía salir llamas del reactor", ha indicado un pasajero del avión, quien ha añadido que no se han vivido escenas de pánico a bordo.

Más información

El B-747-400 es una de las aeronaves de mayor capacidad del fabricante estadounidense Boeing. Precisamente ayer, un avión de su máximo competidor, el fabricante europeo Airbus, y de la misma compañía de vuelo sufrió un grave incidente en el mismo aeropuerto. En esa ocasión fue un A-380, el avión comercial más grande del mundo, el que tuvo que tuvo que tomar tierra en Singapur tras romper un motor minutos después de despegar. Después de que el fabricante británico de motores Rolls Royce recomendara revisiones adicionales, las tres aerolíneas con A-380 impulsados por motores Rolls Royce (Qantas, Singapore Airlines y Lufthansa) paralizaron sus superjumbos para los exámenes pertinentes. Tanto Singapore Airlines como Lufthansa los han puesto de nuevo hoy en funcionamiento.

Como en el caso del Airbus 380, el Boeing 747-400 tiene cuatro motores que pueden proceder de diversos fabricantes. Según la información sobre su flota que facilita Qantas en su página web, los B-747-400 de largo alzance que emplea la aerolínea australiana llevan motores RB211-524G-T, de factoría Rolls Royce, el segundo fabricante mundial de motores. Sin embargo, la compañía también dispone de B-747-400ER (de autonomía extendida) dotados con motores del líder mundial en el sector, la compañía estadounidense General Electric. Según un portavoz de esta última citado por Reuters, el avión que sufrió hoy el percance pertenecía al primer tipo y llevaba, por tanto, reactores de Rolls Royce.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción