Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi intenta censurar el reportaje de la RAI sobre sus posesiones en Antigua

El abogado del primer ministro italiano pidió a la televisión pública que se paralizase su emisión por ser "difamatorio", pero la cadena se ha negado

Niccolò Ghedini, el abogado del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, solicitó a la televisión pública RAI que paralizara la emisión este domingo del reportaje de investigación que reconstruye las inversiones del magnate milanés en una lujosa urbanización llamada Esmerald Cove (Costa Esmeralda), situada en el país antillano de Antigua y Barbuda, un paraíso fiscal promovido a la lista gris de la OCDE. La cadena se ha negado y el programa se ha emitido sin problemas a las 9.30 de la noche.

La inversión realizada por el primer ministro en el proyecto inmobiliario, según afirma el programa Report, asciende al menos a 22 millones de euros. Para el abogado Ghedini, se trata de una inversión "conocida, legal y transparente", y "sería verdaderamente grave que la RAI emitiese un programa que contiene noticias inexistentes y difamatorias", y que no respeta el derecho de réplica.

Según el comunicado del letrado, "el dueño legal del inmueble es Berlusconi, y no alguna fantasmagórica empresa offshore". Y las anticipaciones del reportaje de Report publicadas hoy por algunos periódicos (entre ellos La Repubblica, Il Corriere della Sera y EL PAÍS) también "son tendenciosas, instrumentales y se basan en noticias probadamente falsas". Ghedini afirma que "serán perseguidas en la sede oportuna".

La directora de Report, Milena Gabanelli, ha explicado que, tras la solicitur del abogado, se decidió incluir "una síntesis" de la nota de Ghedini: "Leemos la parte donde dice que la inmueble está a nombre de Berlusconi y no de fantasmagóricas sociedades 'off shore', cosa que por otro lado ya se cuenta en el reportaje. Las dudas que planteamos son otras".

Según Gabanelli, las aclaraciones de Ghedini no responden a las preguntas importantes: "¿Los 22 millones enviados por el primer ministro a Antigua corresponden al valor real de mercado de lo que ha comprado? ¿A quién ha pagado realmente ese dinero? ¿Quién es el propietario de media isla? ¿Un empresario de Catania? ¿Él mismo? El jefe del Gobierno tiene el deber de aclarar esa opacidad".

Flat Point y el Banco Arner

La reconstrucción de Report explica que el dinero invertido en los últimos años por Berlusconi en Antigua llegó al Caribe a través de una empresa llamada Flat Point, que tiene sedes en Antigua y Turín (Italia) y ha sido definida como "absolutamente opaca" por los investigadores de la Fiscalía de Milán y los inspectores del Banco de Italia.

Las trasferencias a Flat Point se realizaban a través del Banco Arner, un instituto suizo con sedes en Lugano y Milán intervenido por "riesgo de reciclaje" por el banco central italiano. La cuenta corriente número uno del Arner pertenece a Berlusconi, varias sociedades controladas por sus hijos mayores tienen cerca de 50 millones de euros en él, y otras personas próximas, como el hijo de su ex abogado Cesare Previti, son clientes preferentes.

El Arner fue cofundado en 1984 por Paolo del Bue, un banquero italiano nacionalizado suizo que, según la condena del caso Mills, participó con el abogado británico en la creación de un entramado de sociedades off shore vinculado a Fininvest y Berlusconi.

Inventor del método FAM, una consultoría estratégica para los patrimonios familiares, Del Bue se desvinculó de Arner en 2007, después de abrir sucursales en las Bahamas y en la céntrica piazza Venezia de Milán.

Otros detalles sobre la lujosa promoción de Antigua sugieren que Berlusconi es algo más que un mero cliente ilustre de un complejo formado por 100 chalés, dos hoteles, dos campos de golf, piscinas y playa privada.

El nombre de la urbanización, Esmerald Cove, apela directamente a Costa Esmeralda, la zona VIP de Cerdeña donde se encuentra Villa Certosa. El arquitecto que ha diseñado el proyecto de la isla antillana es Gianni Gamondi, el mismo que levantó la residencia sarda de Silvio Berlusconi.

Cerca de la casa del Cavaliere, que preside la urbanización y es conocida por los habitantes de la isla como El Castillo, está el chalé de Andrei Shevchenko, dos veces ex jugador del Milan y pupilo del primer ministro. Y un poco más allá se levanta la de Lester Bird, ex primer ministro de Antigua, en el cargo hasta 2004 y que, según informa hoy La Repubblica, fue encausado en 2005 por malvender terrenos estatales a grupos privados.

La investigación de Report recuerda que, hace cinco años, Berlusconi se comprometió con las autoridades de Antigua a ayudarles en sede internacional a reducir la deuda externa del paraíso fiscal, de 69.000 habitantes.

El pasado 16 de septiembre, el Club de París, formado por un grupo de seis países acreedores -entre los que no figura Italia-, ha acordado renegociar en un 86% la deuda exterior de Antigua y Barbuda, que ascendía a 83 millones de euros, y le ha concedido 12 años más de plazo y cinco años de gracia para sufragarla.

El pacto, según se lee en la web del Club de París, es consecuencia de la entrada del Estado antillano en el plan Stand By del Fondo Monetario Internacional. Con la renegociación, explica la nota, Antigua lo tendrá más fácil para obtener similares concesiones de otros países acreedores.