Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno afgano y los talibán inician un diálogo de paz de alto nivel

Estas conversaciones, aún preliminares, suponen la continuación de las mantenidas hace más de un año

Representantes de los talibán y del Gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai, han iniciado en secreto un diálogo de paz de alto nivel para buscar una salida negociada a la guerra, según fuentes afganas, árabes y europeas citadas por el diario The Washington Post .

Las conversaciones suponen la continuación de las poco concluyentes reuniones mantenidas entre ambas partes hace más de un año en Arabia Saudí. Por primera vez, los representantes talibán están plenamente autorizados para hablar en nombre de la Quetta Shura, organización de los talibán afganos con sede en Pakistán, y su líder, Mohamad Omar, indicaron las fuentes citadas por el diario, quienes destacaron la naturaleza preliminar de las actuales conversaciones.

Un portavoz presidencial en Afganistán ha reconocido hoy a Efe que el Gobierno afgano ha mantenido "contactos con

los talibanes y sus líderes", y ha vinculado futuros pasos en el diálogo al recién constituido Consejo de Paz gubernamental. "Se han producido contactos con los talibanes y sus líderes. No puedo entrar en detalles", ha aseverado el viceportavoz presidencial Seyamak Herawi. Pero no ha confirmado ni desmentido la información publicada por The Washington Post.

Cambio de actitud

Una fuente cercana a las negociaciones indicó al Washington Post que los talibán se han mostrado "muy, muy serios" en la búsqueda de una salida al conflicto. La misma fuente señala que el cambio de actitud de los dirigentes de la Quetta Shura se debe a que son conscientes de que podrían ser "dejados de lado" debido a que elementos radicales de la insurgencia están actuando al margen y comenzando a escapar de su control.

Seis fuentes involucradas directamente en las conversaciones o en sus preparativos afirmaron al diario estadounidense que la Quetta Shura ha comenzado a dialogar sobre un amplio acuerdo que incluiría la entrada de los talibán en el Gobierno y la retirada de las tropas de Estados Unidos y de la OTAN en una fecha que ha de ser acordada.

Las mismas fuentes destacaron la naturaleza preliminar de las conversacones y mostraron su preocupación ante la posibilidad de que una descripción detallada del estado de las conversaciones pueda resultar perjudicial para el proceso. "Si hablas de ello mientras lo estás llevando a cabo, no funcionará", indicó un funcionario europeo cuyo país tiene presencia militar en Afganistán.

Varias fuentes dijeron que en las negociaciones con la Quetta Shura no hay representantes del grupo Haqqani, una facción escindida que el Departamento de Estado de Estados Unidos considera particularmente brutal y que ha sido objeto de los recientes ataques efectuados por los aviones no tripulados norteamericanos en el noroeste de Pakistán.