Fernando Lugo se somete por primera vez a una prueba de paternidad

El presidente de Paraguay y ex obispo ha sido acusado en varias ocasiones de ser el padre de hijos no reconocidos.- Los resultados del test no se conocerán antes de dos semanas

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, se ha sometido hoy a la prueba de filiación que debe determinar si es el padre de un niño de tres años de edad, tal y como asegura Hortensia Morán, la madre del pequeño. No es la primera vez que este ex obispo de 59 años, que en abril de 2008 logró una histórica victoria electoral ante los conservadores paraguayos, debe hacer frente a una demanda de paternidad no reconocida. La extracción de sangre, efectuada hoy en la residencia presidencial de Mburuvichá Róga, fue ordenada el día 10 de agosto por Ana Ovelar, jueza de la Niñez, después de que en mayo otro tribunal archivara una demanda anterior.

También se han tomado muestras de sangre del presunto hijo y de su madre. Esta mujer asegura que mantuvo una relación íntima con el actual presidente durante la campaña electoral de las presidenciales paraguayas, cuando ella militaba en un grupo de izquierda que apoyó su candidatura.

Más información

Tres laboratorios privados de Asunción, capital paraguaya, realizarán el análisis genético del material recogido. Los resultados no se conocerán antes de dos semanas. Morán, de 40 años y directora de una guardería social de las afueras de Asunción, ha asegurado que cree "en la responsabilidad y, sobre todo, en la honestidad de los laboratorios".

Numerosas denuncias

Benigna Leguizamón, joven de 27 años que en diciembre de 2009 retiró una petición similar a la realizada por Morán tras alcanzar, según su abogado, un acuerdo por el que ella recibiría una casa para vivir con el menor, ha anunciado recientemente que reactivará el proceso. Según la defensa de la mujer, no le ha sido entregada la vivienda en las condiciones acordadas. Leguizamón asegura que el ex obispo la sedujo hace años y que es el padre del hijo que tuvo en septiembre de 2002.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La presidencia de Lugo ha estado marcada casi desde el principio por reclamaciones de este tipo. El primer caso ocurrió en abril de 2009, cuando se cumplía el primer aniversario de su histórica victoria electoral, la que puso fin a 61 años de hegemonía de los conservadores del Partido Colorado. Viviana Carrillo, de 25 años, denunció que Lugo era el padre de su hijo de tres años, algo que el presidente reconoció.

En noviembre de 2009, fue Mirtha Maidana, una sobrina del gobernante, la que aseguró que este es el padre de Fátima Rojas, una joven de 22 años a cuya boda asistió Lugo ese mismo mes. Rojas y su marido también formaban parte del pequeño grupo de personas que recibió al mandatario después de que se sometiera hace dos semanas en Brasil a una sesión de quimioterapia, para luchar contra un cáncer linfático que se le había detectado pocos días antes.

Hortensia Morán, a su llegada hoy a la residencia presidencial.
Hortensia Morán, a su llegada hoy a la residencia presidencial.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción