Francia ha desmantelado 40 poblados gitanos ilegales en dos semanas

Unas 700 personas de origen búlgaro y rumano serán expulsadas a sus países de origen antes de finales de mes

Hace dos semanas, el Gobierno francés anunció su intención de desmantelar la mitad de los poblados gitanos ilegales del país, es decir unos 300, en los próximos tres meses. En estos primeros 15 días, la policía ya ha llevado a cabo el desalojo de 40 de ellos , según ha informado ayer el ministro del Interior, Brice Hortefeux, muy activo en este mes de agosto. Unas 700 personas de origen búlgaro y rumano serán expulsadas a sus países de origen antes de finales de mes, en unos aviones fletados especialmente para ello.

El desalojo más importante del que se había hecho eco la prensa hasta ahora había sido el realizado el pasado viernes en Saint-Etienne, cuando fueron expulsados unos 130 gitanos extranjeros. La mayoría recibieron una orden de abandonar el territorio francés, una obligación que tienen un mes para cumplir o recurrir. Esta semana, las autoridades locales anunciaron la evacuación de otros dos núcleos de chabolas en Montpellier y Lattes, en el departamento de Hérault. La asociación Rom Europe informaba sobre el desalojo de unos cincuenta romaníes instalados en un terreno de Choisy-le-Roi, en las afueras de París.

Más información

El Gobierno cumple así con la promesa realizada el pasado 28 de julio, cuando Hortefeux anunció una serie de medidas destinadas a luchar contra la delincuencia entre los gitanos. Además del desmantelamiento de los poblados ilegales, el Ejecutivo prometió entonces la expulsión "casi inmediata" de los gitanos de origen extranjero que hayan cometido delitos. Durante su intervención de ayer, el ministro también insistió en su voluntad de profundizar la cooperación con Bucarest y anunció que se reunirá dentro de dos semanas con miembros del gobierno rumano para analizar la situación.

Precisamente ayer finalizaba el examen que está realizando la Comisión para la eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, en el marco de la revisión periódica que realiza a cada uno de los 173 países que han ratificado la convención de Naciones Unidas sobre el tema. El comité de expertos, que no entregará sus conclusiones hasta finales de mes, ha manifestado su preocupación por la política del Gobierno con los gitanos, así como por el debate sobre la identidad nacional iniciado a finales del año pasado.

Una chabola en Saint-Etienne, dos días después del desalojo.
Una chabola en Saint-Etienne, dos días después del desalojo.AFP

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50