Siete muertos en el ataque contra un convoy de suministros de la OTAN en Pakistán

Un grupo de supuestos talibanes abre fuego contra medio centenar de camiones que se dirigían a Afganistán para abastecer la misión de la colación occidental

Un grupo de supuestos talibanes armados atacó en torno a la medianoche un convoy de suministros para la OTAN, compuesto por medio centenar de camiones, matando al menos a siete personas, según ha informado hoy la policía. El ataque se produjo en un área a menos de 30 minutos en coche de la capital, Islamabad, lo que constituye un hecho sin precedentes puesto que hasta ahora otros ataques similares solo se habían registrado en lugares próximos a las fronteras norte y oeste del país, consideradas más inestables.

Los autores del ataque eran al menos 10 hombres armados con pistolas que llegaron en moto y en una furgoneta hasta un almacén próximo a la localidad de Tarnol, donde abrieron fuego contra el convoy e incendiaron los camiones. Los fallecidos son conductores de los vehículos atacados y otros trabajadores.

Más información
Los talibanes destruyen un convoy de 50 camiones de la OTAN en Pakistán

"Siete personas fueron asesinadas y más de 50 camiones fueron incendiados", ha señalado el oficial de policía Ghulam Mustafa. Además hay al menos seis personas heridas.

Este tipo de convoyes suele transportar combustible, comida y otros suministros a Afganistán, donde abastece a la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), y no es habitual que se transporten armas mediante este método. El 75% de los suministros que hace servir el Ejército estadounidense en la guerra de Afganistán llegan a través de Pakistán.

Las circunstancias del asalto subrayan el aumento de inseguridad que se está viviendo en Pakistán en los últimos tiempos, en que los talibanes han desencadenado una oleada de atentados como respuesta a algunas ofensivas militares contra sus feudos en el noroeste del país, junto a la frontera con Afganistán. En uno de peores ataques, más de 80 personas murieron hace dos semanas en un doble atentado en Lahore (noreste).

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sin embargo, el ataque también se ha producido tras meses de relativa calma en la capital paquistaní. "Es sorprendente que un grupo de tantos militantes se haya acercado tanto a Islamabad y haya conseguido escapar", señala Talat Masood, un general retirado que ahora es asesor de seguridad. "Esto muestra que hay serios fallos en seguridad". Otros ataques similares en el pasado, el último se produjo en abril y murieron cuatro policías en el Punjab (noreste), han obligado a la OTAN a buscar otras rutas alternativas para abastecerse en Afganistán, fundamentalmente a través de Asia Central.

Un bombero trata de extinguir las llamas de varios vehículos atacados por un grupo de supuestos talibanes. Hasta 50 camiones, que se dirigían hacia Afganistán para abastecer a fuerzas de la OTAN, fueron incendiados en el ataque, que se produjo anoche en una localidad próxima a la capital paquistaní, Islamabad, y causó al menos siete muertos.
Un bombero trata de extinguir las llamas de varios vehículos atacados por un grupo de supuestos talibanes. Hasta 50 camiones, que se dirigían hacia Afganistán para abastecer a fuerzas de la OTAN, fueron incendiados en el ataque, que se produjo anoche en una localidad próxima a la capital paquistaní, Islamabad, y causó al menos siete muertos.AFP

Los talibanes derriban un helicóptero

Los talibanes han derribado un helicóptero en la provincia de Helmand, bastión talibán al sur de Afganistán, y matado a los cuatro soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, la ISAF que volaban en él. No se ha precisado la nacionalidad de los militares, ya que corresponde a los países de origen informar del nombre y la nacionalidad.

Un portavoz del gobernador de Helmand ha dicho que el aparato volaba a baja altitud, dando apoyo aéreo a las tropas de tierra, cuando fue derribado por un lanzagranadas de origen soviético. En la zona del ataque, el distrito de Sangin, otros dos helicópteros han sido atacados en los últimos 20 días, sin causar heridos graves.

El derribo fue reivindicado por un portavoz talibán, que subió los muertos a 17. Mientras las milicias insurgentes reivindican cualquier percance sufrido por las tropas de la ISAF, esta acostumbra a negar la "mano talibán" y achacar los percances a problemas técnicos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS