Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente en funciones de Polonia quiere fijar mañana la fecha de las elecciones

Abierta al público la capilla ardiente del matrimonio Kaczynski.- El entierro se celebrará el domingo

Una Polonia todavía conmocionada por la tragedia aérea que el sábado acabó con la vida del presidente, Lech Kaczynski, y decenas de altos cargos políticos y militares recibía esta mañana en Varsovia los restos de la esposa del jefe del Estado fallecido, Maria Kazcynska, trasladados desde Moscú en un avión del Ejército. La capilla ardiente recibe a estas horas a miles de ciudadanos que quieren despedirse del presidente y de su esposa. En un país descabezado tras el accidente, el presidente en funciones, Bronislaw Komorowski, ha asegurado que quiere fijar mañana la fecha de las elecciones presidenciales.

De acuerdo con la Constitución polaca, Komorowski tiene 14 días para establecer la fecha de las elecciones desde la muerte del anterior presidente y los comicios deberán celebrarse 60 días después del anuncio oficial. Komorowski, candidato de Plataforma Ciudadana (PO) para las presidenciales, se ha quedado de momento solo en la carrera electoral ya que el accidente aéreo ha acabado con la vida de sus dos rivales: el presidente Lech Kaczynski y el socialista Jerzy Szmajdzinski, vicepresidente del Parlamento.

En Varsovia, miles de ciudadanos dejaron sus labores cotidianas y se agolparon en las calles por las que pasó la comitiva con el cuerpo de Maria Kaczynska, escoltada por la Guardia de Honor, que fue identificado ayer gracias al anillo de casada. Ahora, su féretro yace junto al de su marido en el palacio presidencial, situado en la Ciudad Vieja de la capital polaca. Al mediodía se ha abierto la capilla ardiente, informa Efe. Miles de personas aguardan turno para despedirse de ellos. Los féretros cerrados de Kaczynski y su esposa están colocados sobre sendos catafalcos negros, cubiertos con la bandera de Polonia y con coronas de flores blancas, frente a un pasillo con alfombra roja por el que los ciudadanos pueden circular para rendir honores a la pareja presidencial.

Una escolta militar de ocho hombres, cuatro soldados por féretro, vela por los fallecidos ante los que han sido los primeros en despedirse su hija Marta y el hermano gemelo del presidente, Jaroslaw Kaczynski, visiblemente emocionados. El obispo de Varsovia, Kazimierz Nycz, ha oficiado una breve ceremonia religiosa para los familiares y más estrechos allegados de la pareja fallecida trágicamente, ante cuyos ataúdes han orado de rodillas. Poco después les ha rendido homenaje el primer ministro, Donald Tusk, acompañado por los miembros de su gabinete.

La investigación

Marta Twardziak y Marta Oleszczuk, dos de los muchos boy scouts que ayudan voluntariamente a los organizadores de los actos de homenaje a las víctimas, explican que no paran de trabajar. "Nos encargamos de dar agua a la gente, de asegurarnos de que, si necesitan asistencia médica, la tengan", cuentan ambas, de 23 años. Tanta ha sido la afluencia de gente en las iglesias y en las afueras del palacio presidencial, muchos de la tercera edad, que se ha registrado más de un desvanecimiento.

Aunque todavía no hay nada oficial, pero se espera que el sábado se celebre en Varsovia un gran funeral en homenaje a todas las víctimas y que los Kaczynski sean enterrados el domingo. Según informa el diario Gazeta Wyborcza, la familia de la pareja presidencial ya ha decidido que las dos tumbas se ubiquen en el castillo Wawel, uno de los lugares con más simbolismo en Polonia, antigua residencia de los reyes polacos y que está considerado la Acrópolis de Polonia. Por otra parte, el Parlamento polaco se ha reunido en una sesión especial para recordar la tragedia.

Mientras tanto, forenses y expertos rusos y polacos ya han identificado los restos de 48 de las 96 víctimas del siniestro. Las autoridades rusas afirman que el piloto del Tupolev ignoró las advertencias de la torre de control del aeropuerto de Smolensk para que no aterrizara por la densa niebla. La Fiscalía General de Polonia afirmó ayer que no existen indicios de que el presidente Kazcynski hubiera obligado al piloto a tomar tierra, como algunos medios han sugerido.

La principal novedad es que expertos rusos y polacos han encontrado entre los restos del Tupolev un aparato con los datos de la vida activa del avión. "Se decidió satisfacer la petición polaca de descifrar los datos del aparato en Polonia, con la participación de especialistas rusos", ha señalado Tatiana Anodina, jefa del Comité de Aviación Interestatal, citada por las agencias rusas. Según Anodina, las cajas negras y los restos del avión los motores del avión funcionaron hasta el mismo momento del impacto contra el suelo, que no estuvo precedido ni de un incendio ni de una explosión. Tampoco se registró ningún fallo en el equipamiento de a bordo.

Homenaje del Parlamento polaco

El Parlamento polaco (Sejm) ha rendido homenaje a las 96 víctimas de la catástrofe aérea en la que, además del presidente, perdieron la vida tres senadores y 15 diputados. El hermano gemelo del presidente, visiblemente abatido, ha asistido al acto en el que senadores y diputados han recordado a los fallecidos.

"El Parlamento ha sufrido una enorme pérdida y de todos nosotros depende si ese dolor por la pérdida de nuestros colegas se puede transformar en cooperación, entendimiento y reconciliación, o si se convierte en algún tipo de controversia, disputa y escándalo", ha dicho Bronislaw Komorowski.

Más información