Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

70 opositores son detenidos en Moscú durante una jornada de protesta contra el Gobierno

Los manifestantes, que participaban en el 'Día de la ira', intentaban celebrar un mitin no autorizado

Cerca de 70 opositores han sido detenidos hoy en Moscú por efectivos antidisturbios cuando intentaban celebrar un mitin no autorizado en el centro de la ciudad en el marco de la jornada nacional de protesta 'Día de la ira', en la que participaron miles de personas en numerosas ciudades a lo largo y ancho de Rusia contra las políticas de las autoridades locales y el Gobierno federal, que encabeza el primer ministro Vladímir Putin.

Los detenidos han sido conducidos a diversas comisarías de la capital acusados de faltas administrativas, dijo a la agencia Interfax el portavoz de la policía moscovita, Víctor Biriukov. Los opositores pretendían congregarse en la céntrica plaza Pushkin, que fue bloqueada desde tempranas horas de la mañana por efectivos de destacamentos antidisturbios.

Entre los detenidos se encuentra el líder del Frente de Izquierda, Serguéi Udaltsov, uno de los organizadores del mitin en protesta contra las políticas de las autoridades locales y el Gobierno federal, que encabeza el primer ministro Vladímir Putin. "Estamos muy preocupados. Una vez más se demuestra que en Rusia no se respeta el artículo 31 de la Constitución, que garantiza la libertad de celebrar mítines y marchas", ha declarado Oleg Orlov, director de la prestigiosa organización rusa de defensa de los derechos humanos Memorial. Orlov comparó la situación de los opositores en Rusia con la de la oposición iraní.

De Vladivostok a Kaliningrado

Las manifestaciones comenzaron en el puerto de Vladivostok, a orillas del océano Pacífico, donde, según los organizadores, más de 1.500 personas se congregaron en la plaza Central de esa ciudad. En la otra punta del país, en Kaliningrado, unas 5.000 personas participaron en un mitin relámpago, que sustituyó la manifestación inicialente programada por la oposición después de que las autoridades accedieran a un debate televisivo en vivo.

En Kazán, la capital de la república rusa de Tatarstán, centenares de personas se congregaron en la plaza Tukái para protestar contra el incremento de las tarifas de los servicios comunales y para reclamar pensiones dignas. En San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, dos mítines de protesta reunieron a más de un millar de personas bajo el lema de '¡Putin debe irse!'.

El ministerio del Interior de Rusia informó de que más de 5.000 efectivos fueron movilizados para velar por el orden público hoy y mañana, cuando se espera que más de 45.000 personas participen en diversos mítines y otras acciones de protesta. El 'Día de la ira' se celebra desde 2008 como jornada nacional a iniciativa de grupos opositores y de diversas organizaciones sociales, entre las que se cuenta la combativa Federación de Automovilistas de

Rusia (FAR).