Seguidores de Al Qaeda en Gaza matan a un agricultor con un misil en plena visita de Ashton

El grupo Ansar al-Sunna, enfrentado a Hamás, ha reivindicado la acción.- La jefa de la diplomacia europea comprobará en la franja palestina el impacto de la ayuda de la UE

Entre el millón y medio de habitantes de Gaza, unos pocos miles de personas consideran herejes a los dirigentes de Hamás y han formado una decena de grupos, inspirados por Al Qaeda, que han desafiado abiertamente al Gobierno islamista de la franja. El cohete lanzado esta mañana, que mató al inmigrante de origen tailandés en Netiv HaAsara, un kibutz lindante con la franja, es el último episodio del reto planteado por Ansar al Sunna, uno de esas organizaciones salafistas que rechazan compromiso alguno si no se impone la aplicación más estricta de la sharia, la ley islámica. El lanzamiento del cohete ha coincidido con la visita de la responsable de política exterior de la UE, Catherine Ahston, a Gaza.

Más información

En una reciente conversación con Fathi Hamad, el ministro del Interior en Gaza advertía de que Hamás se empleará con contundencia extrema para atajar ese desafío. Hamad aseguraba que primero tratarían de convencerles para que depusieran las armas y cesaran los lanzamientos de cohetes contra Israel.

No es que el movimiento palestino que controla Gaza haya abandonado la resistencia armada, pero después del brutal ataque que sufrió la franja a finales de 2008 y comienzos de 2009 necesitan un periodo de tranquilidad que estos grupos radicales ponen en cuestión.

Algo se puede dar por seguro: Hamás no se va a quedar de brazos cruzados. Tal vez no sea en esta ocasión o tal vez sí, pero si Ansar al Sunna y Jund Ansar Allah persisten en su reto a Hamás, recibirán un golpe demoledor. Algo similar a lo sucedido con las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, leales al presidente Mahmud Abbas, que trataron de desestabilizar al Ejecutivo de Hamás durante un año y acabaron siendo expulsadas de Gaza en junio de 2007.

En agosto pasado, 20 miembros de Jund Ansar Allah murieron en Rafah, fronteriza con Egipto, poco después de que un clérigo declarara el Emirato Islámico de Rafah, que duró unas horas. Fue el primer enfrentamiento serio de una batalla que promete tener consecuencias en un futuro cercano.

"Condena de la violencia"

A su llegada a Gaza, Catherine Ashton ha expresado refiriéndose al lanzamiento del cohete que "condena todo tipo de violencia". La jefa de la diplomacia europea ha pedido además a Israel que levante el estrecho bloqueo al que desde hace más de tres años somete a esta franja palestina y ha asegurado que "el sufrimiento de Gaza" será analizado en la reunión del viernes en Moscú del cuarteto de paz para Oriente Próximo, integrado por la ONU, la UE, EEUU y Rusia.

Durante su visita, la jefa de la diplomacia europea, que ha conseguido un permiso oficial del Gobierno israelí para visitar la franja, solo ha mantenido encuentros con personal de la UE y representantes de la sociedad civil. El objetivo de la jefa de la diplomacia europea era comprobar el impacto que tiene la ayuda de la UE en la franja palestina. "He venido para comprobar la situación sobre el terreno con los representantes de Naciones Unidas", ha precisado a los reporteros, en alusión a las consecuencias de la ofensiva israelí de hace un año, que causó 1.400 muertos y devastó el territorio palestino.

Antes de partir hacia Gaza, Ashton se reunió a primera hora de la mañana con el presidente israelí, Simón Peres a quien aseguró que con su gira "trata de apoyar los esfuerzos de paz" que lidera Estados Unidos. La jefa de la diplomacia europea ha obtenido una autorización excepcional para viajar a Gaza, ya que normalmente el Gobierno israelí impide el paso de dirigentes internacionales a la Franja por considerar que legitiman a los islamistas.

La visita de Ashton se produce en medio de la tensión que mantienen Israel y Estados Unidos a causa de las colonias de Jerusalén Este. Ashton se refirió este miércoles en El Cairo a la construcción de los asentamientos y afirmó que "la posición de la UE es clara. Son ilegales, constituyen un obstáculo para la paz y manejan con hacer imposible la solución de los dos Estados".

El enviado de EE UU podría visitar la zona el domingo

El enviado de Barack Obama y mediador entre israelíes y palestinos, George Mitchell, que la semana pasada canceló su viaje a Israel en protesta por la decisión del Gobierno de Israel de autorizar la construcción de colonias en Jerusalén este, podría vistar la zona este fin de semana, según fuentes oficiales israelíes.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, ha asegurado que ha hablado por teléfono con Mitchell, quien le ha asegurado que podría llegar el domingo a Israel para completar la visita que tenía prevista para el pasado martes.

Ban Ki-moon:"La única opción es el diálogo directo"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha asegurado los palestinos e israelíes no tienen otra alternativa que entablar un diálogo directo. Ban Ki-moon ha mostrado su confianza en que el Cuarteto de Madrid, que mañana se reúne en Moscú, consiga avances en la solución del conflicto. El secretario general también ha reiterado su críticas a los planes de construcción israelíes en Jerusalén este y se ha mostrado fustrado por no haber conseguido avances en el enfrentamiento que se ha desatado durante la última semana, en la que también se ha visto envuelta EE UU.

El grupo salafista de Ansar al-Sunna

La aparición de grupos afines a Al Qaeda ha complicado desde hace tiempo la difícil ecuación política de la franja de Gaza.

- Ansar al-Sunna (seguidores de la Sunna) fue un nombre previamente utilizado, entre otros, por los insurgentes aliados de Al Qaeda en Irak.

- Algunos analistas creen que este grupo trabaja en células independientes enfrentadas a antiguos miembros de Hamás en la franja de Gaza. Los mismos expertos advierten de que más de dos años de bloqueo israelí, una juventud sin horizontes y organizaciones yihadistas en el extranjero dispuestas a capitalizar el asedio a Gaza se han convertido en caldo de cultivo para que los grupúsculos existentes emprendan la lucha armada contra los islamistas de Hamás, a los que consideran ateos.

- Ambos movimientos comparten el objetivo de luchar contra las fuerzas occidentales, pero Hamás apuesta por un Estado palestino mientras que los salafistas quieren imponer un Estado islámico en todo Oriente Próximo.

- Hamás tiene 25.000 hombres en armas pero su discurso moderado no vende entre los más críticos con Israel y sus aliados occidentales. El movimiento islamista gozaba de una amplia popularidad en la franja, que permitió tomar el control del territorio en 2006 tras ganar las elecciones, pero ahora hay muchos que acusan a sus líderes de abonar el terreno con su islamismo.

Lo más visto en...

Top 50