Berlusconi crea una ley a la medida de su partido

El primer ministro italiano busca rescatar listas electorales de su partido excluidas por los casos de corrupción

El Gobierno de Silvio Berlusconi aprobó anoche en Consejo de Ministros extraordinario un decreto ley "interpretativo" con el fin de rescatar a las listas electorales de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), excluidas por los jueces a causa de diversas irregularidades en las regiones del Lazio y Lombardía.

El Gabinete se negó a esperar la inminente decisión de los tribunales que analizan los recursos presentados por el PDL, y tiró por la calle de en medio cambiando, según algunos juristas por primera vez en la historia republicana, la interpretación de la ley electoral de cara a las regionales del 28 y 29 de marzo.

La constitucionalista Anna Chimenti recordó en televisión que la ley 400 de 1988, que regula los poderes normativos del Gobierno, "prohíbe al consejo emanar decretos sobre materias electorales".

Pese a todo, Berlusconi siguió en contacto continuo con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, en su empeño por "devolver el derecho al voto a los electores del PDL", según explicó en una pausa del consejo.

A las 21.40, tras dos horas de consultas con el Quirinal, el Gobierno aprobó un decreto que consta, según la agencia Ansa, de cuatro artículos. El ministro del Interior, Roberto Maroni, aclaró que "el decreto no modifica la ley vigente ni el procedimiento en curso y no reabre los plazos. Simplemente interpreta la ley para que los jueces puedan decidir tranquilamente y aplicarla de modo correcto".

Se promulgará hoy

El jefe del Estado, Giorgio Napolitano dio anoche luz verde al decreto, que será promulgado hoy mismo. Una nota del Gobierno explicó que la medida "intenta consentir el desarrollo normal de las elecciones y garantizar la cohesión social".

En Roma, el PDL presentó sus candidaturas fuera de tiempo por un descuido del encargado de llevarlas al tribunal, y los jueces decidirán sobre el recurso el lunes. En Lombardía, la lista del gobernador saliente, Roberto Formigoni, quedó fuera de la carrera electoral por contener más de 400 firmas irregulares. El partido recurrió sin éxito a Apelación, y el caso será juzgado este sábado por el Tribunal Administrativo Regional.

La oposición protestó con calificativos muy duros. Antonio di Pietro, líder de Italia de los Valores, afirmó: "Es un golpe, una estafa. La República está en peligro". Pierluigi Bersani, líder del Partido Demócrata, advirtió de que no admitiría una modificación de las reglas del juego con la campaña iniciada. "No toleraremos pastiches, atajos ni aplazamientos", enfatizó. Y al conocer la fórmula del decreto interpretativo, señaló: "Es solo un truco".

El politólogo Giovanni Sartori explicó a este diario que la solución "parece la habitual chapuza 'a medida' que trata de arreglar una chapuza anterior. El PDL no es un partido serio, es de cartón piedra y cuando se acercan las elecciones revela lo peor de sí mismo".

"Estábamos en la antecámara del fascismo. Hoy hemos entrado", expresó el analista político Giancarlo Santalmassi.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50