Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La borrasca Xynthia deja al menos 45 muertos en Francia

El temporal causa cuatro muertos en Alemania, uno en Bélgica y el corte de electricidad a un millón de clientes en Francia

La borrasca Xynthia ha azotado duramente Francia causando al menos 45 muertos en su paso por el país, según han informado las autoridades. En su avance desde el suroeste del continente hacía el noroeste, el temporal ha dejado de momento un muerto en Bélgica y cuatro en Alemania. Una de las principales autopistas alemanas ha sido cortada y se ha cerrado la estación de ferrocarril de Frankfurt. Junto con los cuatro fallecidos en la Península Ibérica, ya son al menos 54 muertos en las últimas 24 horas por Xynthia.

Sólo las inundaciones causadas por Xynthia han matado a 29 personas en el departamento costero francés occidental de Vendée, aunque estaba dada la alerta máxima. Las labores de búsqueda y rescate continúan, por lo que no se descartan más víctimas. El primer ministro galo, François Fillon, ha calificado de "catástrofe nacional" la situación provocada por Xynthia. El ministro del Interior, Brice Hortefeux, declaró por su parte esta tarde que el número de muertos puede situarse entre los 45 y los 50. Un millón de clientes se han quedado sin suministro eléctrico, aunque fuentes de la compañia han afirmado que el suministro eléctrico se ha restablecido desde las 18.00 a la mitad de los afectados.

Cuatro muertos en Alemania

La causa de las cuatro personas muertas hasta el momento en Alemania ha sido la caída de árboles. Uno de ellos al chocar su vehículo contra un tronco y otro cuando le cayó encima un árbol mientras practicaba senderismo. En la región de Renania del Norte Westfalia perecieron posteriormente alcanzadas también por otros árboles arrancados por el viento una mujer que viajaba en un automóvil y otra que practicaba jogging. Además se ha cerrado una de las principales autopistas a la altura de Frankfurt por la caída de un andamio en mitad del firme. En la estación central de ferrocarril de la ciudad está suspendida la circulación y también en el aeropuerto, el más importante de Europa, está teniendo problemas por las fuertes rachas de viento y se han cancelado 160 vuelos. La red de trenes de Renania del Norte-Westfalia, al oeste del país, está cancelada. Un tren de alta velocidad fue detenido por un tronco con 800 personas a bordo.

Siguen en alerta naranja, el segundo nivel de emergencia previsto, un total de 31 departamentos franceses, que aún sufren las consecuencias de las lluvias y fuertes vientos provocados por la borrasca. El servicio meteorológico francés ha informado de que la tempestad comienza a abandonar el territorio galo por el norte del país, pero que aún hay peligro de crecidas de los ríos en varios departamentos del oeste, especialmente en Bretaña.

En París, la compañía aérea Air France anunció la suspensión de 70 de sus cerca de 700 aterrizajes y despegues previstos desde y hacia el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, al norte de la capital. En cuanto a las comunicaciones ferroviarias, la compañía nacional de ferrocarriles, SNCF, informó de que se prevén retrasos en los enlaces París-Burdeos, París-Toulouse, París-Limoges y en las líneas de alta velocidad que conectan con París, Lille, Estrasburgo, Montpellier y Marsella.

Xynthia, que afectó a España este sábado es la tempestad más grave que sufre Francia desde diciembre de 1999, cuando un fenómeno similar mató a 92 personas.