Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas de la Eurocámara rechazarán a la comisaria búlgara

Los conservadores denuncian una caza de brujas y amenazan la candidatura del eslovaco Maros Sefcovic

Los socialistas de la Eurocámara han decidido rechazar a la comisaria designada para la cartera de Ayuda Humanitaria, la conservadora búlgara Rumiana Jeleva, mientras que el grupo del Partido Popular Europeo (PPE) ha contraatacado amenazando la candidatura del socialista eslovaco Maros Sefcovic. Según fuentes socialistas, el grupo parlamentario cree que Jeleva "no es apta" para el cargo, tras escuchar el martes sus ideas en la comparecencia de confirmación que efectuó ante una comisión del Parlamento Europeo.

La decisión del segundo grupo de la Eurocámara es independiente de la polémica que rodea a Jeleva por sus supuestos intereses financieros no declarados, y se basa en sus capacidades políticas para ocupar el puesto en el Ejecutivo comunitario, según esas fuentes. La audiencia de Jeleva estuvo marcada por las duras críticas de algunos eurodiputados que denunciaron la supuesta falta de transparencia de la política búlgara y la acusaron de haber ocultado su participación en una empresa al declarar sus intereses.

Como consecuencia, la comisión parlamentaria de Desarrollo -ante la que Jeleva pasó su examen- ha decidido pedir aclaraciones al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y a los servicios jurídicos del propio Parlamento antes de pronunciarse sobre la idoneidad de la candidata.

"He declarado todo lo que estaba obligada a declarar", ha manifestado Jeleva que ha invitado a los miembros del comité a investigar en Bulgaria.

Aunque los informes solicitados mostrasen que Jeleva no ha incurrido en ninguna irregularidad, la negativa de los socialistas a aceptarla podría forzar su sustitución, pues el martes también recibió duras críticas por parte de otros grupos políticos. La decisión de la comisión parlamentaria, que tiene que comunicar su veredicto a la Conferencia de Presidentes del PE, se retrasará en principio hasta comienzos de la próxima semana y el caso de la comisaria búlgara será tratado hoy en una reunión entre el líder socialista, Martin Schulz, y Durao Barroso.

El PPE considera que Jeleva está siendo la víctima de un ataque partidista y ha decidido contraatacar sacando a la luz unas palabras pronunciadas en 2005 por el candidato eslovaco a la cartera de Relaciones Interinstitucionales y Administración, el socialista Maros Sefcovic. Lo ha hecho hoy en una rueda de prensa el principal responsable conservador para el proceso de las audiencias, József Szájer, que ha distribuido entre los medios un documento en el que se recoge cómo Sefcovic aseguró durante una conferencia y cuando era embajador de su país ante la UE que los gitanos eslovacos eran "explotadores del sistema de seguridad social". "No creo que un futuro vicepresidente de la Comisión, responsable de un área tan sensible como la contratación, (...) pueda permitirse tener unas opiniones tan discriminatorias", ha advirtido Szájer.