Centroamérica ¿un modelo para Afganistán?

La OTAN pretende que el país asiático se convierta en uno políticamente equiparable a los de Centroamérica, con una democracia que funcione y sin muertos

Los aliados de Estados Unidos en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) han puesto hoy sobre la mesa alrededor de 6.800 soldados como complemento a los 30.000 estadounidenses anunciados la pasada semana por el presidente Barack Obama. Así, serán entre 140.000 y 150.000 los soldados extranjeros presentes el próximo año en Afganistán con la ambiciosa misión de que el país asiático se convierta en uno políticamente equiparable a los de Centroamérica, según el comandante supremo aliado, almirante James Stavridis.

La rápida concreción de las ofertas verbales realizadas el viernes por los ministros de Exteriores de ISAF ha sorprendido a la propia Alianza, que espera varios millares más de soldados después de la celebración de la conferencia sobre Afganistán del próximo 28 de enero en Londres.

Más información

"Estamos muy satisfechos", ha comentado una fuente aliada. "Vamos a superar lo que pidió el general Stanley McChrystal". El responsable máximo de ISAF había reclamado 40.000 soldados más para convertir 2010 en el año de inflexión de la campaña afgana empezada en 2001. Obama le concedió 30.000, con otros 3.000 a modo de elemento de flexibilidad, y pidió a los aliados y socios de ISAF que se sumaran al esfuerzo. Lo han hecho hoy de forma taxativa, con casi 7.000 efectivos.

Antes de que los responsables de la conferencia de generación de fuerzas contabilizaran los nuevos contingentes, el almirante Stavridis había dicho esperar para ayer 5.000 militares con otros 2.000 a principios del próximo año. Fuentes españolas de Defensa señalaron que Madrid no ha hecho hoy ofertas de soldados por considerarse que los 220 del batallón electoral que se quedan ya están confirmados desde el mes pasado y que no hay nuevas aportaciones a la espera de las anunciadas discusiones internas en España.

Varios países de los 44 reunidos la pasada semana en Bruselas pospusieron su aportación a los resultados de la conferencia de Londres. Medios aliados aventuran que Alemania acabará sumado 2.000 efectivos más; Francia, del orden de 600 y Jordania desplazará a ISAF el contingente que ahora tienen en la operación Libertad Duradera (puramente antiterrorista) reforzado hasta rondar los mil soldados. Otros países realizarán aportaciones menores.

En una conferencia organizada por la Security and Defence Agenda, un ente de Bruselas para debatir sobre defensa, el almirante Stavridis ha apuntado que "una parte significativa" de los nuevos aportes se dedicarán a labores de instrucción y formación de las fuerzas de seguridad afganas, cuya capacitación permitirá el repliegue de las internacionales cuando se haya certificado el éxito de la misión.

Interrogado sobre "su definición de éxito en Afganistán" el almirante ha respondido: "Será un mundo en que haya un Gobierno central, elecciones, un control razonable de seguridad, de fronteras, puede que haya algunos incidentes terroristas, no será una democracia perfecta, pero será una democracia que funcione. Un poco como Centroamérica hoy, donde hay elecciones sin que haya 15.000 muertos al año".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50