La UE aprueba un servicio diplomático que llegará a tener 7.000 funcionarios

El presupuesto asciende a 50.000 millones hasta 2013.- Los Veintisiete seguirán manteniendo sus embajadas, pero habrá 130 delegaciones de la Comisión repartidas por el mundo

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete han fijado hoy el marco del futuro servicio diplomático de la Unión, llamado a contar con unos 7.000 funcionarios y unos 50.000 millones de presupuesto de aquí a 2013. Constituirá, en palabras de Javier Solana, "la primera red diplomática del mundo". El marco será aprobado definitivamente por los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios el próximo jueves y con él deberá trabajar para afinar detalles el futuro Alto Representante y vicepresidente de la Comisión, cargo aún por atribuir mientras se está a la espera de la resolución de los desafíos de Praga al Tratado de Lisboa.

El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) es la mayor innovación del Tratado de Lisboa al colocar en las manos del Alto Representante la futura política exterior y de seguridad de la Unión dotada de instrumentos diplomáticos (personales y financieros) ahora repartidos en distintas instancias comunitarias. El SEAE contará con personal procedente de la Comisión, de la Secretaría General del Consejo (encargada de ejecutar los acuerdos sobre relaciones exteriores) y de los países comunitarios, que contribuirán con al menos un tercio de la plantilla.

Más información
La UE crea su Servicio Exterior

Sólo las áreas de Ampliación, Comercio y Desarrollo y Ayuda Humanitaria seguirán manteniendo su adscripción orgánica a la Comisión. El SEAE será un ente singular separado de la Comisión y del Consejo (que reagrupa a los Gobiernos), con plena autonomía para la gestión del presupuesto y del personal.

En términos prácticos, el SEAE nacerá con la aprobación definitiva del Tratado de Lisboa. El futuro Alto Representante deberá someter aún un plan más detallado de funcionamiento sobre el que se pronunciarán los ministros en el próximo mes de abril, ya bajo presidencia española. En el nuevo régimen, las 130 delegaciones de la Comisión repartidas por el mundo se convertirán en delegaciones de la Unión, con vista a asumir "en diez o quince años", según una fuente diplomática, servicios consulares comunitarios.

Los Veintisiete seguirán manteniendo sus embajadas. "Seguiremos teniendo embajadas donde tengamos intereses", señala un embajador. El mismo embajador hace notar que el SEAE permitirá integrar actividades y recursos ahora dispersos entre distintos medios de la Unión y los propios Gobiernos lo que conllevará ahorros y mayor eficacia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS