El ministro francés de Cultura no se plantea dimitir

Frédéric Mitterrand explica en un programa de televisión local que su autobiografía no hace apología de la prostitución ni de la pedofilia.- La oposición exige su cese

El ministro de Cultura francés, Frédéric Mitterrand, de 62 años, ha asegurado en un programa de televisión local que su autobiografía, La mala vida, no hace "apología del turismo sexual ni de la pedofilia" y ha descartado dimitir, como exige la oposición.

Mitterrand ha recibido una ola de críticas y de presiones después de que Marine Le Pen, vicepresidenta del Frente Nacional, esgrimiera algunos pasajes de su libro La Mauvaise Vie (La mala vida) en un debate televisado. La líder de la extrema derecha reprocha al político haber escrito una "apología del turismo sexual y de pedofilia de inspiración autobiográfica".

En el libro, publicado en 2005, Miterrand relata su costumbre por pagar por jóvenes y hace pública su atracción por prostitutos masculinos. "Todos estos rituales del mercado de jóvenes y el mercado de la esclavitud siempre me han excitado", recuenta el sobrino del ex presidente francés François Miterrand en una obra donde narra sus aventuras con jóvenes trabajadores del sexo en Tailandia. Miterrand ha negado que sea un pedófilo y ha dicho que el término "jóvenes" ha sido utilizado de manera incorrecta.

Más información

Xavier Darcos, ministro francés del Trabajo, ha dicho que su colega debería "responder de otra manera" y no simplemente por la "indignación" a la polémica de la que es objeto. "No podemos reprocharle nada en el terreno legal, pero sí sus comportamientos personales y morales. Es él quien tiene que contestar a eso", ha declarado Darcos esta mañana a la radio pública francesa.

El consejero especial del presidente Nicolás Sarkozy, Henry Guaino, ha calificado de "indigna" la polémica y ha dicho que no había "hechos" que se le reprocharan al ministro. Simplemente lo que hizo fue "escribir un libro", ha señalado.

En La Mauvaise Vie, Frédéric Miterrand relata en primera persona episodios personales sobre el turismo sexual en Asia. Durante la publicación del libro, él mismo había reconocido este tipo de experiencias.

El portavoz del Partido Socialista francés, Benoit Hamon, ha dicho que el problema ahora es saber si Miterrand debe renunciar a su cargo o no. Otro responsable del Partido Socialista, Jean-Paul Huchon, ha declarado que "es difícil mantener en el gobierno a una persona que es totalmente culpable de unos hechos [el turismo sexual] que el mismo Gobierno trata de eliminar".

El escándalo se produce justo después de que el ministro de Cultura francés saliera en defensa del realizador Roman Polanski, acusado en Estados Unidos de haber tenido relaciones sexuales con una menor de 13 años.