Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington califica de "provocación" la nueva prueba iraní con un misil de largo alcance

La UE muestra su preocupación a tres días de retomar las negociaciones internacionales con el régimen iraní sobre el tema nuclear

La Casa Blanca ha calificado este lunes de "provocación" el lanzamiento de prueba de un misil de largo alcance que ha realizado el Gobierno de Irán, al que urgió que aceptara dar acceso inmediato y sin restricciones a su nueva planta de enriquecimiento de uranio.

"Obviamente, estos fueron ejercicios militares ya planificados", ha dicho Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca a los periodistas. "Englobaría esto dentro de la naturaleza provocadora con la que ha operado Irán en el escenario mundial durante los últimos años", ha afirmado.

El portavoz ha reiterado las exigencias del presidente de EE UU, Barack Obama, de que Teherán debe clarificar su disputado programa nuclear. "Ellos pueden aceptar un acceso inmediato sin restricciones" a su instalación de enriquecimiento de uranio. "Eso sería lo menos que pueden hacer", ha afirmado Gibbs. Ha enfatizado que "nunca ha habido un consenso internacional tan fuerte para resolver el tema nuclear iraní como el que existe ahora".

La protesta de Washington se suma a la que ha transmitido por la mañana el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, que ha considerado "preocupante" el lanzamiento iraní de misiles de largo alcance, cuando faltan tres días para retomar las negociaciones internacionales con el régimen sobre el tema nuclear.

"Todo lo que ha ocurrido, en el actual contexto, es una preocupación", ha dicho Solana a su entrada al Consejo de ministros de Defensa de la UE, preguntado por las consecuencias del lanzamiento iraní de misiles de largo alcance. Previamente, Francia ha exigido a Teherán que cese sus maniobras que resultan "hostiles" y "desestabilizan".

Por su parte, el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se ha referido a este reto de Teherán en el actual clima de tensión con Occidente en una entrevista en Radio Nacional de España. Moratinos ha asegurado que Irán va a estar en al agenda como el gran desafío "de todos".

"No sólo por el ámbito nuclear, sino por su posición regional. Tiene una clara influencia en Palestina con Hamás, en Líbano con Hezbolá. En la región en todas partes hay una posición de Irán. A España, que estará próximamente al frente de la presidencia de la Unión Europea, nos llevará bastantes esfuerzos", ha dicho.

Rusia también se ha manifestado poco después de conocerse el lanzamiento de misiles y lo ha hecho sin compartir la preocupación europea. Según fuentes del Ministerio de Exteriores, Moscú ha llamado a la calma porque por encima estas pruebas están las negociaciones previstas para esta semana.

Las maniobras con misiles de Irán han aumentado la sensación de desafío a la comunidad internacional antes de retomar en Ginebra las negociaciones nucleares con el denominado grupo 5+1 -integrado por los países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania. Los directores políticos de estas naciones discutirán con el negociador en jefe iraní para la cuestión nuclear, Said Jalili, el 1 de octubre en Ginebra.