El ex presidente Carter dice que el racismo está detrás de los ataques a Obama

Declara que la animosidad demostrada por la oposición contra el mandatario estadounidense se debe a que es negro.- La Casa Blanca se muestra en desacuerdo

Racismo. De esta forma resume el ex presidente estadounidense Jimmy Carter el motivo de los ataques y críticas de los republicanos al presidente Barack Obama. "Creo que una aplastante mayoría de la gran animosidad demostrada contra el presidente Barack Obama se basa en el hecho de que es un hombre negro", dijo Carter en una entrevista emitida por la cadena NBC.

El ex presidente se refirió en especial al ataque del legislador republicano Joe Wilson, que llamó mentiroso a Obama durante el discurso que ofrecía éste ante las dos cámaras la semana pasada para pedir más colaboración legislativa a su reforma sanitaria. En este sentido, Carter calificó el comentario de "ruin" que forma parte de un "sentimiento inherente" que tienen muchos estadounidenses, particularmente del sur, de que los afroamericanos "no están cualificados para dirigir este gran país".

Más información
El Senado de EE UU presenta la primera ley de reforma sanitaria

Sin embargo, Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, ha dicho este miércoles que Obama está en desacuerdo con la declaración de Carter. "El presidente no cree que (las críticas) están basadas en el color de su piel", ha dicho Gibbs a los periodistas. Ha agregado que los ataques de los opositores de Obama serían una respuesta a algunas decisiones que ha tomado el mandatario para ayudar a la recuperación de la economía estadounidense, como las ayudas a los bancos y el sector automotor.

Las declaraciones de Carter también han levantado críticas en las filas republicanas. Michael Steele, el primer negro en convertirse en presidente del Comité Nacional Republicano, ha dicho que Carter está "completamente equivocado".

"Esto no se trata de razas, se trata de políticas", ha dicho Steele en un comunicado. "Ésta es una distracción patética de los demócratas para desviar la atención del plan sanitario mayoritariamente antipopular del presidente y que los estadounidenses simplemente rechazan".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Asimismo, el hijo mayor de Wilson, Alan, ha negado que el racismo haya sido la razón por la que su padre gritará a "Usted miente" a Obama en pleno discurso cuando hablaba de que su reforma sanitaria no contempla la cobertura a los inmigrantes indocumentados. Algunos conservadores han acusado a los partidarios del presidente de usar el racismo como excusa.

Pero Carter, demócrata que ejerció la presidencia entre 1977 y 1981, asegura que "esa inclinación por el racismo todavía existe", lo cual es motivo de preocupación.

La Cámara de Representantes aprobó este martes una resolución que condena la conducta de Wilson, que se negó a pedir disculpas ante el Legislativo. Por 240 votos a favor y 179 en contra, los legisladores aprobaron la resolución, que es el castigo más leve que la Cámara Baja pueda dar a uno de sus miembros. El congresista se ha negado a pedir perdón por su conducta en el pleno de la Cámara Baja por considerar que bastaba con la disculpa que ofreció en privado a la Casa Blanca.

El ex presidente estadounidense, Jimmy Carter
El ex presidente estadounidense, Jimmy CarterAFP
Con un "mientes" del senador republicano Joe Wilson al presidente de EE:UU, Barack Obama, se desató la polémica... Ahora, el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, ha añadido más leña al fuego y se ha mostrado convencido de que a Barack Obama se le mide y critica de forma diferente que a sus precedesores por el hecho de ser negro.El principal acusado insiste en que Obama ya aceptó sus disculpas...y trata de zanjar el problema..Sin embargo, el ex mandatario y Premio Nobel de la Paz insiste en ese tipo de ataques a Obama "están basados en racismo" y públicamente ha lamentado que muchos estadounidenses aún piensen que un afroamericano no es capaz de liderar el país.Vídeo: VNEWS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS