Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil compra 36 cazas Rafale a Francia

El presidente francés, Nicolás Sarkozy se encuentra en Brasilia de visita oficial.- Los acuerdos de defensa que suscribirán ambos países totalizan 8.000 millones

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, han asistido juntos este lunes a un desfile en Brasilia en conmemoración del Día de la Independencia de Brasil, poco antes de la firma de una serie de acuerdos en el área de defensa por un total de unos 12.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros).

Además, ambos mandatarios han anunciado oficialmente la compra de 36 cazas franceses Rafale para la Fuerza Aérea Brasileña. El precio de la venta no ha sido hecho público, pero se estima que podría rondar los 3.800 millones de reales brasileños, unos 1.436 millones de euros.

También este lunes por la mañana, Sarkozy ha informado en un comunicado a Lula la "intención de Francia de adquirir una decena de unidades de la futura aeronave de transporte militar KC-390 y manifestó la disposición de los industriales franceses de contribuir al desarrollo del programa de esa aeronave". El KC-390, de la empresa brasileña Embraer, es un avión militar mediano de transporte con doble motor a reacción que se encuentra todavía en fase de desarrollo. En virtud del acuerdo cerrado hoy, Francia se compromete a colaborar en el desarrollo del KC-390 con transferencias de tecnología y aportando capacidad de producción.

Estos acuerdos forman parte de una serie de pactos en las áreas de defensa, cooperación policial, inmigración, transporte, agricultura y tecnología. Sarkozy llegó ayer a la capital brasileña acompañado por una nutrida delegación integrada por ocho ministros, entre ellos el de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner. Lula, en un gesto poco usual, esperó al presidente galo en el aeropuerto de la capital, desde donde ambos se dirigieron al Palacio de la Alborada, residencia oficial de la Presidencia brasileña, donde se ofreció una cena en honor al visitante.

La delegación encabezada por Sarkozy también formalizará los pactos previamente alcanzados para la construcción conjunta de un submarino de propulsión nuclear y otros cuatro convencionales del modelo francés Scorpene, así como la edificación del astillero donde serán fabricados los submarinos y una base naval de apoyo. Además, los convenios también incluyen la compra de 50 helicópteros de transporte franceses EC-725 para las Fuerzas Armadas brasileñas, que serán entregados entre 2010 y 2016 por un consorcio formado por la brasileña Helibras y por la europea Eurocopter, sucursal del grupo EADS.

Ambos proyectos, que incluyen la construcción de los astilleros en que serán fabricados los submarinos y de las plantas en que serán elaborados los helicópteros, supondrán para Brasil un desembolso de 12.317 millones de dólares hasta el 2021, de los cuales unos 9.000 millones serán destinados a la compra del armamento.