Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un asesor de Obama tras conocerse que apoyó una teoría conspirativa sobre el 11-S

Van Jones, consejero del presidente estadounidense en asuntos medioambientales, apoyó a una organización que acusa al Gobierno de Bush de estar implicado en los atentados de 2001

El consejero especial para "empleos verdes", empresa e innovación de la Casa Blanca, Van Jones, ha presentado su dimisióm como consecuencia del escándalo producido al conocerse que había apoyado a una organización que acusa al Gobierno del ex presidente George W. Bush de estar implicado en los atentados del 11-S. El pasado jueves, este asesor de la Casa Blanca que trabajaba en el Consejo de Calidad Medioambiental, tuvo que pedir disculpas en público, después de que se conociese la existencia de una grabación en la que arremetía de forma ofensiva contra los republicanos durante un discurso pronunciado antes de entrar a formar parte del Gobierno.

La grabación aumentó las críticas contra él, ya que días antes se había conocido que firmó en apoyo de un grupo de activistas que vinculan a la Administración Bush con los atentados del 11-S, por lo que los republicanos habían solicitado su destitución inmediata.

En el comunicado en el que anuncia su dimisión, Jones asegura que ha sido objeto de una campaña de mentiras y difamaciones, pero que prefería dimitir en beneficio de "las históricas reformas del sistema sanitario y energético". "No puedo pedir a mis compañeros que pierdan su precioso tiempo en defenderme o explicar mi pasado. Necesitamos que todos centren sus esfuerzos en luchar por un futuro mejor", apunta. Jones, que entró en la Casa Blanca el pasado mes de marzo, trabajó como activista pro Derechos Humanos en California antes de centrarse en asuntos medioambientales y energéticos.