Corea del Norte eleva el desafío con el anuncio de que enriquece uranio

Pyongyang ya controla la tecnología para fabricar bombas con plutonio, como demostró con sus recientes ensayos nucleares

Corea del Norte ha entrado en la fase final del proceso de enriquecimiento de uranio, paso previo y necesario para construir la bomba atómica, ha informado la agencia oficial KCNA. "Hemos llevado a cabo con éxito el experimento de enriquecer uranio y hemos comenzado la última fase", ha indicado la KCNA, citada por la agencia surcoreana Yonhap.

Si se confirma, este movimiento supondría un nuevo desafío a las presiones ejercidas por la comunidad internacional para que Pyongyang abandone sus trabajos nucleares.

A la vez, el régimen comunista norcoreano ha señalado que sigue en marcha el proceso paralelo de extracción de plutonio a partir de las barras de combustible nuclear que almacena en su reactor de Yongbyon. "El plutonio extraído se está convirtiendo en armas", apuntó la delegación norcoreana en la ONU en una carta al Consejo de Seguridad, según la KCNA. Hasta la fecha, se sabía que Corea del Norte había desarrollado la tecnología suficiente para fabricar el plutonio necesario para montar cabezas nucleares en sus misiles balísticos. Y así quedó demostrado el pasado mes de mayo, cuando Naciones Unidas le impuso duras sanciones por dos ensayos nucleares en el mar.

Mensaje a la ONU

El régimen norcoreano, según la agencia oficial, está " ahora preparado tanto para el diálogo como para afrontar nuevas sanciones", pero ha advertido de que, si el Consejo de Seguridad de la ONU apuesta por lo segundo, "responderemos impulsando nuestra capacidad nuclear".

Durante años el régimen de Kim Jong-il negó tener un programa de enriquecimiento de uranio, que le permitiría fabricar una bomba nuclear, pero en junio ya señaló que había comenzado ese proceso, en respuesta a las sanciones de la ONU por su ensayo atómico de mayo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ante las constantes sospechas de Estados Unidos sobre su proceso de enriquecimiento de uranio, Pyongyang siempre ha admitido avances para extraer plutonio, un proceso más fácil y barato, con el que llevó a cabo dos pruebas nucleares en 2006 y 2009.

Paso atrás

El anuncio se produce cuando el régimen comunista había dado indicios de ser proclive a un diálogo bilateral con Estados Unidos y había relajado las tensiones con Corea del Sur mediante la normalización de la actividad en la frontera entre ambos países, después de meses de tensiones.

Para hoy viernes, además, está prevista la llegada a Seúl del enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Stephen Bosworth, quien ayer viajó a China para evaluar las vías de reanudar las negociaciones con Pyongyang para que abandone su programa nuclear.

Washington ha dicho que está dispuesto a conversar con Pyongyang, pero solo en el marco de las negociaciones a seis bandas en las que participan además las dos Coreas, Japón, Rusia y China, paralizadas desde diciembre de 2008.

Sobre esas conversaciones, Corea del Norte ha vuelto a expresar su oposición a un proceso del que dijo ha sido utilizado en su contra aunque precisó que "nunca nos hemos opuesto a la desnuclearización de la península coreana ni del mundo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS