Ocho soldados británicos mueren en Afganistán en 24 horas

Los atentados tienen lugar en la región donde se desarrolla la gran ofensiva contra los talibanes liderada por Estados Unidos.- Parten hacia Afganistán 92 militares españoles

Cinco soldados británicos murieron este viernes en dos explosiones ocurridas en el sur de Afganistán, lo que eleva a ocho el número de militares de esta nacionalidad fallecidos en este país en solo 24 horas. Estos últimos cinco, todos pertenecientes al mismo batallón, han perdido la vida cuando dos artefactos estallaron mientras realizaban una patrulla en la provincia de Helmand, donde Reino Unido ha unido sus fuerzas a las tropas estadounidenses en la ofensiva desatada contra los bastiones talibanes en esa región.

Es el mayor número de bajas para Reino Unido en un único ataque desde que este país se unió en 2001 a la invasión de Afganistán liderada por Estados Unidos. Horas antes, el Ministerio de Defensa en Londres había informado de la muerte de otros tres británicos el jueves también en la provincia de Helmand. "Es un verano muy duro; no se ha terminado", advertía ayer Gordon Brown en la cumbre del G-8 en Italia. "Pero es vital que la comunidad internacional cumpla con su compromiso", añadió, asegurando que "la decisión de completar el trabajo comenzado en Afganistán está intacta".

Más información
"Estamos librando combates infernales"

El ministro de Finanzas, Alistair Darling, ha dicho que las tropas británicas destinadas en Afganistán recibirán el equipamiento necesario, después de que la presión sobre el gobierno haya ido en aumento tras la muerte de los soldados. Las últimas muertes han provocado el cuestionamiento de la estrategia del gobierno y su compromiso económico con las tropas. "Si necesitan equipamiento, sea el que sea, para apoyarles en primera línea, entonces por supuesto que el Gobierno [...] está preparado para ayudar, ha declarado Darling a la BBC, sin aportar cifras.

Por otro lado, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha defendido la estrategia militar en Afganistán, pese a las numerosas bajas habidas desde principios de mes. En una carta enviada al Parlamento, el primer ministro ha asegurado que la operación "Garra de Pantera", con la que se trata de expulsar a los talibanes de la zona central de Helmand a un mes de la celebración de

las elecciones afganas, está siendo un éxito. "Pese a las trágicas pérdidas, la moral permanece alta y puedo dar a conocer la evaluación de los oficiales sobre el terreno en el sentido de que las operaciones en marcha están teniendo éxito en sus objetivos", ha dicho Brown.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Ejército británico ha perdido 15 hombres en los últimos diez días. El número total de bajas desde 2001 asciende a 184, más de los que han caído en Irak, donde han muerto 179 desde 2003. Con la vista puesta en los comicios del próximo mes de agosto, Londres ha decidido incrementar a 9.000 soldados las tropas desplegadas en el país.

95 militares españoles más

Este sábado ha partido desde el aeropuerto de Gran Canaria con destino Herat, la cuarta rotación con 92 militares a bordo, continuando, así, con el relevo de las fuerzas españolas en Afganistán. Esta rotación constituye la cuarta de las cinco organizadas para trasladar, desde territorio nacional a las poblaciones afganas de Qala-i-Naw y Herat, a los más de 900 militares, procedentes en su mayoría de unidades del Mando de Canarias, que forman la agrupación ASPFOR XXIII.

El destacamento, al mando del coronel Carlos A. Terol Bono, desplegará un Batallón de apoyo al proceso electoral de Afganistán, un Equipo de Reconstrucción Provincial en la localidad de Qala-i-Naw y el personal de la Base de Apoyo Avanzada en Herat, tiene como misión apoyar al Gobierno de Afganistán en la provincia de Badghis, manteniendo un entorno estable y seguro que refuerce la gobernabilidad y facilite la reconstrucción y el desarrollo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS