"Teníamos tanta hambre que comíamos insectos"

Un ex preso de los Jemeres Rojos cuenta en un juicio sus experiencias terroríficas en el principal centro de torturas del régimen camboyano de Pol Pot

Más de 14.000 personas murieron en la cárcel S-21 de los Jemeres Rojos en Camboya entre 1975 y 1979. Fue el principal centro de detención y torturas de ese gobierno de horror cuya política causó la muerte de casi 2 millones de camboyanos. El artista Vann Nath, de 63 años, es uno de sus siete supervivientes. Se salvó porque le salían bien los retratos del dirigente Pol Pot. "Sobreviví porque Duch se sentía bien cuando venía a mi taller. Pensé que si hacía buenos dibujos y se quedaban satisfechos estarían contentos y yo sobreviviría", ha declarado este lunes ante el tribunal camboyano auspiciado por la ONU que juzga a Duch, director de la S-21, cuyo verdadero nombre es Kaing Guek Eav.

Duch está acusado de crímenes de guerra y contra la Humanidad por la muerte de más de 14.000 hombres, mujeres y niños que fueron torturados en la S-21 y luego deportados para ser ejecutados en los alrededores de Phnom Penh. El primer testigo ha recordado entre lágrimas las palizas, descargas eléctricas y el hambre que sufrió en los dos años que pasó detenido, de 1977 a 1979.

"Teníamos tanta hambre que comíamos insectos y éramos golpeados por los guardias. Comíamos al lado de cadáveres, pero no nos importaba porque éramos como animales", ha relatado Vann Nath que ha pintado muchos cuadros que tienen como objeto los métodos de tortura de los Jemeres Rojos, como el arranque de las uñas de las manos y los ahogamientos simulados.

Dado que en Camboya no existe la pena de muerte, la condena máxima para Duch sería la cadena perpetua en caso de que le considere culpable el tribunal conjunto de la ONU y Camboya. El imputado ya se ha declarado responsable de los crímenes aunque sostiene que sólo cumplió con las órdenes del régimen. Durante los próximos dos años, otros cuatro altos cargos del gobierno de Pol Pot se enfrentarán a juicios parecidos.

Un turista contempla un cuadro pintado por el artista Vann Nath, en el museo Tuol Sleng, en Phnom Penh, en Camboya.
Un turista contempla un cuadro pintado por el artista Vann Nath, en el museo Tuol Sleng, en Phnom Penh, en Camboya.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50