Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Guardianes confirma la victoria de Ahmadineyad

El organismo encontró más votos para el presidente en uno de los distritos de Teherán - Fuerte despliegue de antidisturbios - La policía libera a cinco de los empleados de la Embajada británica detenidos

El Consejo de Guardianes, especie de Tribunal Constitucional iraní que se encarga de supervisar los procesos electorales, ha terminado el recuento parcial de los votos de las polémicas elecciones del 12 de junio. Ninguna de las quejas de los candidatos derrotados, que pedían la anulación de los comicios, ha prosperado. El Consejo otorga toda la validez legal a la victoria de Mahmud Ahmadineyad. El resultado de uno los primeros distritos revisados en la capital mostró de forma clara las intenciones del régimen, pues el nuevo recuento otorgó á Ahmadineyad mas votos de los obtenidos en el escrutinio oficial. El recuento se ha llevado a cabo en los 22 distritos de Teherán y en varias provincias, según la televisión estatal.

En previsión de incidentes, varios testigos han informado de un incremento significativo de la policía y de fuerzas antidisturbios en el sur de Teherán.

El ex primer ministro, Mir Hosein Musaví , que se autoproclamó vencedor de los comicios del 12 de junio, había presentado junto a los otros dos candidatos derrotados más de medio millar de reclamaciones por supuestas irregularidades en favor del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad. El mandatario ultraconservador consiguió la victoria por una inesperada mayoría absoluta, resultado que ha sido denunciado por la oposición como fraudulento.

Interrogatorios

La Policía iraní ha puesto en libertad a cinco de los nueve empleados locales de la embajada británica en Teherán detenidos el domingo, según ha confirmado el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Hasan Qashqavi. "De los nueve detenidos, cinco han sido liberados y los demás están siendo interrogados", ha afirmado.

Los empleados de la legación habían sido detenidos por su supuesta implicación en las protestas que han sacudido el país tras la polémica reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, en las elecciones del pasado 12 de junio. El Gobierno británico afirma que las acusaciones no tienen ningún fundamento.

Muerte de Neda

Ahmadineyad ha pedido hoy al poder judicial que investigue la muerte de Neda Agha Soltani, la joven iraní convertida en el icono de las protestas que han sacudido Irán tras las elecciones del 12 de junio. "Conocéis que una de las respetadas ciudadanas iraníes fue asesinada a tiros por individuos desconocidos y en condiciones absolutamente misteriosas en una calle en Teherán", afirma Ahmadineyad en una misiva en la que pide que se aclaren los hechos. "Es necesaria una investigación que aclare y limpie la imagen de la República Islámica de los abusos políticos", agrega.

Los familiares y amigos de la joven han denunciado que fue disparada a sangre fría por las Fuerzas de Seguridad iraníes y las milicias basiyís, encargadas de una brutal represión de las marchas de protesta contra los resultados electorales que la oposición considera fraudulentos.