Musaví rechaza formar parte de la comisión que revisará las votaciones en Irán

El líder de la oposición no cree que este recuento despeje ambigüedades e insiste en la anulación de los comicios

El líder de la oposición iraní y principal rival del presidente Ahmadineyad en las pasadas elecciones del 12 de junio, Mir Hossein Musaví, ha rechazado este sábado formar parte de la comisión electoral conjunta creada por el Consejo de los Guardianes (máximo órgano legislativo de Irán) para revisar los resultados de las elecciones presidenciales. Además, Musaví ha vuelto a pedir la anulación de los comicios, por considerarlos fraudulentos.

En un comunicado difundido a través de su página web, el ex primer ministro dice que no considera que la comisión "pueda emitir un juicio justo e imparcial" e insiste en que "la solución más apropiada" es la repetición de los comicios. "El Consejo de Guardianes no va a ofrecer un juicio justo", añade.

Más información

Sin embargo, horas antes de estas declaraciones, Medí Kharrubi, otro de los candidatos a la presidencia en los pasados comicios, aceptaba formar parte de la comisión, cuya creación anunció el viernes el Consejo de Guardianes para emprender un recuento aleatorio del 10% de los votos depositados y a la que ha invitado a participar a todos los líderes de la oposición. El portavoz del Consejo, Abbas Alí Kadkhodaei, anunció en cualquier caso que las votaciones fueron "las más limpias" en los 30 años de Revolución Islámica y que el órgano no pensaba que fuese necesario repetirlas, como pide la oposición.

Por su parte, el candidato conservador Mohsen Rezaeí, ha expresado su disposición a participar en la comisión si también lo hacen los otros dos aspirantes derrotados. "Creo que la comisión puede ser una buena vía de escape para la actual situación, siempre y cuando los representantes de los tres candidatos derrotados participen y se haga un examen preciso de todas las quejas", ha explicado en una carta dirigida al Consejo de Guardianes.

Irán prohíbe salir del país a un aliado de Musaví

Por otro lado, Irán ha prohibido salir del país a un aliado de Musaví, según ha informado la agencia oficial de noticias IRNA. Abolfazl Fateh, director de la oficina de prensa de Musaví, ha declarado que el movimiento de las autoridades responde a su papel en las protestas posteriores a las elecciones.

"Ese tipo de presiones no puede empujar a gente como yo a cambiar nuestras posiciones políticas", ha dicho Fateh, estudiante de doctorado en Reino Unido. Las autoridades iraníes han utilizado una combinación de amenazas y arrestos policiales para alejar a los manifestantes de las calles de Teherán.

Según la agencia semioficial ILNA Musaví ha instado al ministerio de Interior a permitir una manifestación de sus seguidores en la plaza Azadi, al suroeste de Teherán.

El Consejo de Guardianes ha declarado que no hubo irregularidades en las elecciones presidenciales del 12 de junio, que dieron la victoria al presidente Mahmud Ahmadineyad y que el máximo cuerpo legislativo del país califica de "las más limpias" desde la Revolución Islámica de 1979. Sin embargo, ha admitido el recuento del 10 por ciento de los votos.

Lo más visto en...

Top 50