Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy y Merkel dan su apoyo a la reelección de Durao Barroso

Francia y Alemania confían en "hablar de un programa" durante la cumbre la próxima semana.- Los socialistas piden que se posponga la nominación o si no votarán en contra

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, han mostrado este jueves públicamente su apoyo a la candidatura de José Manuel Durao Barroso a la reelección como presidente de la Comisión Europea para un segundo mandato de cinco años al frente del Ejecutivo de la UE. Sin embargo, la noticia no ha caído bien a los socialistas, que han pedido hoy formalmente a los líderes de la UE que se retrase la nominación de Barroso o de lo contrario votarán en contra.

"Apoyaremos la candidatura de Barroso sin ambigüedad", ha asegurado el mandatario francés en una rueda de prensa que ha ofrecido junto a la canciller alemana tras el encuentro que han mantenido en el Elíseo. Merkel, por su parte, ha coincidido en señalar que Alemania votará a favor de la reelección del presidente de la Comisión aunque ha añadido que esperan "hablar de un programa" durante la cumbre de la semana que viene de los jefes de gobierno de los países de la UE.

Tras el anuncio, el líder de los socialistas en el Parlamento Europeo, Martin Schulz, en una carta remitida a los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete en la que pide el retraso de la nominación. Los socialistas rechazan las fechas propuestas por Sarkozy y Merkel, porque quieren analizar antes la capacidad del presidente del Ejecutivo comunitario para "dar un nuevo impulso, ambición y orientación a Europa, con un modelo social que ponga a la persona en primer lugar".

"Cualquier intento de forzar una decisión rápida en este asunto sólo puede llevar a un rechazo de nuestro grupo", ha amenazado Schulz.

Barroso dejará el cargo, al que llegó en 2004, el próximo noviembre. Merkel ha añadido que espera que la votación definitiva se realice a lo largo del próximo mes. De cara a esta votación, el político portugués ya cuenta, además de con el apoyo del Gobierno conservador de Francia y el conglomerado regente en Alemania, del respaldo explícito de tres primeros ministros socialistas: José Luis Rodríguez Zapatero, el portugués José Sócrates y el británico Gordon Brown pese a los planes originales del grupo socialista europeo de presentar al ex primer ministro danés Poul Nyrup Rasmussen, para dirigir el Ejecutivo comunitario. Una controversia que ahonda la crisis de la formación de la rosa a nivel europeo.

Según el Tratado de Niza, el candidato elegido por los gobiernos para dirigir el Ejecutivo comunitario debe recibir en la Eurocámara el apoyo de la mayoría de los votos emitidos en una votación secreta. En principio, Barroso cuenta con el respaldo de todo el grupo del Partido Popular Europeo (PPE), con gran diferencia el mayor de la Eurocámara tras su victoria en las elecciones de la pasada semana, y con el de algunos liberales y socialistas, como los españoles.

Sin embargo, durante los últimos días cobra fuerza la creación de un frente en su contra, liderado por el verde francés Daniel Cohn-Bendit, y por el presidente del Partido Socialista Europeo (PSE), Poul Nyrup Rasmussen, quien volvió a oponerse frontalmente a la reelección de Barroso en un artículo en su blog oficial.