Berlusconi: "La justicia penal es una patología"

El primer ministro compara a la presidenta de la patronal con una 'velina' y ataca a los jueces y al Parlamento

Enésimo show de Silvio Berlusconi. Tras decidir que no irá al Parlamento a hablar del caso Mills, el primer ministro se ha dirigido a la asamblea de la patronal Confindustria, ha calificado a los jueces como "extremistas de izquierda" y ha proclamado: "La justicia penal es una patología de nuestro sistema".

En su discurso, interrumpido por frecuentes ovaciones, Berlusconi ha afirmado que el Parlamento es "inútil" en su actual forma y debe quedar reducido a 100 parlamentarios, ha recordado que el primer ministro no tiene poderes verdaderos y ha dejado una nueva broma machista.

Esta vez la víctima ha sido la presidenta de la patronal, Emma Marcegaglia, a la que ha comparado con una velina (una azafata televisiva). "Vino ayer a verme a Palazzo Chigi y un botones me dijo: 'Ahí hay una velina'. Era la presidenta, estaba en gran forma, elegante, toda vaporosa porque tenía una cena. Parecía volar sobre las alfombras".

Horas después, Marcegaglia ha replicado: "No tengo nada contra las veline, y a los 40 años da incluso placer oír decir que eres una velina. Pero prefiero que me consideren una persona seria, honesta y libre que lleva adelante un trabajo concreto".

Berlusconi dedicó gran parte de su discurso a lanzar invectivas contra los jueces que han condenado al abogado inglés David Mills a cuatro años y medio de cárcel por testificar en falso a favor suyo en dos procesos por corrupción celebrados en 1997 y 1998.

En la motivación de la sentencia, firmada por la juez Nicoletta Gandus, se explica que el abogado inglés trabajó para Berlusconi creando Fininvest B, una estructura paralela de 64 sociedades ficticias situadas en paraísos fiscales que ayudó a Berlusconi a generar inmensos beneficios y burlar las leyes italianas.

La versión de Berlusconi es muy distinta. Según ha dicho este jueves, él "ni siquiera" conoce a Mills. "Los jueces han decidido lo contrario de la verdad porque son extremistas de izquierda. Es como si Mourinho arbitrase el Milán-Inter".

Por eso, ha añadido, es "urgente reformar la Justicia italiana, separando las carreras" (de fiscales y jueces). Y más: "La justicia penal es una patología de nuestro sistema. Ya basta de un Consejo Superior de la Magistratura donde los jueces se absuelven siempre".

Hablando en tercera persona, el primer ministro señaló que la sentencia es "escandalosa" porque lanza "demasiadas dudas sobre el comportamiento del presidente del Consejo cuando era empresario".

Tras los ataques a la judicatura, la Asociación Nacional de la Magistratura ha acusado a Berlusconi de usar "métodos que destruyen la democracia", y ha defendido la separación de poderes. Según el secretario de la ANM, Giuseppe Cascini, "este tipo de agresiones contra la autoridad judicial y sus decisiones contrasta con los principios fundamentales del Estado democrático y de Derecho".

Lo más visto en...

Top 50