Un atentado deja diez muertos en Pakistán

El último ataque suicida en Peshawar ocasiona, además, una docena de heridos

Al menos dos soldados paramilitares y ocho civiles fallecieron, y una docena resultó herida esta madrugada como consecuencia de un ataque suicida con un coche bomba en un puesto de seguridad de las inmediaciones de Peshawar, ciudad ubicada al noroeste de Islamabad que se ha convertido en destino de la población que huye del bastión talibán del valle del Swat. La bomba explotó en una fila de coches que aguardaban el control de seguridad, según ha informado el portavoz de la Policía, Fazal Naeem. "El objetivo era el puesto de guardia, pero la cola de vehículos modificó los planes originales", ha explicado Naeem.

La semana pasada, el presidente paquistaní Asif Zardari se había comprometido a redoblar la lucha contra la insurgencia activa en el país tras una cumbre trilateral en la Casa Blanca con el mandatario anfritión Barack Obama y el jefe de Estado afgano, Hamid Karzai. Estados Unidos considera esencial la acción contra el grupo integrista con sede en Pakistán para estabilizar Afganistán y derrotar a Al Qaeda.

El combate en Pakistán podría generar hasta un millón de desplazados

Más información

El ministro paquistaní de Interior, Rehman Malik, ha asegurado este lunes que alrededor de 700 insurgentes han muerto en las operaciones que las fuerzas de seguridad ejecutan en el área de Swat y varios distritos colindantes. En las primeras declaraciones realizadas a la prensa después de visitar EE UU, Malik ha agregado que 20 soldados han fallecido en la ofensiva contra los rebeldes que el Gobierno inició la semana pasada. El titular de Interior ha asegurado que la operación continuará hasta que se haya eliminado hasta el último de los insurgentes.

Las autoridades y las agencias humanitarias calculan que los enfrentamientos entre el Ejército y los talibanes podrían generar en los próximos días un millón de desplazados. El domingo por la mañana, decenas de miles de habitantes de Swat aprovecharon el levantamiento del toque de queda para huir de la zona de combate. Sin embargo, la incapacidad del Gobierno para hacer frente al creciente volumen de desplazados corre el riesgo de minar el respaldo popular a la operación militar, informa Ángeles Espinosa desde Islamabad.

Lo más visto en...

Top 50