Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU exige 7,8 millones de euros a Israel por daños en sus instalaciones en Gaza

La comisión investigadora del organismo atribuye los destrozos a la "negligencia" del Ejército hebreo en su ofensiva en la franja palestina

La ONU ha exigido este martes a Israel el pago de reparaciones por los daños que causó a sus instalaciones durante su ofensiva militar en Gaza en diciembre y enero pasados, y que un informe de una comisión investigadora atribuye a la "negligencia y la imprudencia" del Ejército hebreo. El secretario general del organismo, Ban Ki-moon, ha dicho que considera a Israel responsable de destrozos en escuelas, clínicas y oficinas de la ONU valorados en 10,5 millones de dólares (7,8 millones de euros).

"Vamos a pedir reparaciones", aseguró Ban Ki-moon en una conferencia de prensa posterior a la publicación del informe de la comisión que investigó nueve ataques sufridos por personal e instalaciones de Naciones Unidas durante la ofensiva, que dejó 1.400 palestinos muertos y 5.000 heridos. El Gobierno israelí ha calificado el documento de "tendencioso" y considera que se ha ignorado el informe de los hechos presentado por Tel Aviv.

El documento señala a los israelíes como "la causa innegable" de los bombardeos (algunos de ellos con fósforo blanco) de tres escuelas, una clínica y la sede en Gaza de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

No obstante, el secretario general de la ONU descarta seguir la recomendación de los autores del informe de poner en marcha una investigación imparcial de las supuestas violaciones del derecho internacional cometidas en Gaza y el sur de Israel durante las hostilidades. "Mi intención es abordar cualquier otro incidente vinculado al personal de la ONU caso por caso, y mediante un diálogo con el Gobierno de Israel", explicó.

El informe, que fue entregado a los quince miembros del Consejo de Seguridad del organismo, es un sumario de un documento más amplio de 184 páginas que no se hará público porque contiene información confidencial. La comisión, integrada por cuatro miembros, fue nombrada en febrero pasado por el secretario general, que colocó a su frente al ex presidente de Amnistía Internacional Ian Martin.

El documento afirma que Israel fue el responsable de siete de los nueve ataques investigados, que se saldaron con cerca de 50 muertos, y que en dos de ellos empleó fósforo blanco. Además, acusa al Ejército israelí de no adoptar las precauciones ni realizar el esfuerzo necesario para asegurar el respeto de la inviolabilidad de la ONU y proteger a los miles de civiles que se refugiaron en sus inmuebles.

Además, la comisión pide que se investigue la posible vulneración del derecho internacional por el uso de proyectiles con fósforo blanco en zonas pobladas.