Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lugo remodela el Gobierno tras un año de mandato

El presidente paraguayo cambia cuatro ministerios en medio de un nuevo escándalo de paternidad

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, anunció ayer cambios en cuatro ministerios como parte de una reestructuración de su Gabinete tras un año de haber ganado las elecciones y en medio de un escándalo por el anuncio de una nueva demanda de paternidad.

Lugo sustituyó a los ministros de Agricultura y Ganadería, Cándido Vera; de Industria y Comercio, Martín Heisecke; de Justicia y Trabajo, Blas Llano, todos pertenecientes al Partido Liberal, la mayor fuerza política de la coalición que lidera.

También reemplazó al ministro de Educación y Cultura, Horacio Galeano Perrone, el único que en el momento de ser designado era afiliado al Partido Colorado, que estuvo seis décadas en el poder y al que Lugo desplazó hace un año en unos comicios históricos para el país.

Los ministros del Partido Liberal fueron reemplazados por otros del mismo núcleo, por lo que no hubo cambios en el equilibrio de fuerzas de los diferentes partidos que integran la coalición.

El presidente dijo que Enzo Cardozo será el nuevo titular de la cartera de Agricultura y Ganadería, el diputado Francisco Rivas se encargará del Ministerio de Industria y Comercio, el abogado Humberto Blasco ocupará el Ministerio de Justicia y Trabajo y Luis Alberto Riart será ministro de Educación.

Lugo precisó que los cambios se daban "en este fecha emblemática y en consonancia con la actitud de permanente evaluación de nuestras gestiones", en un momento delicado de su Administración por conflictos políticos en la alianza oficialista y un año complicado en el ámbito económico.

"En estos nuevos integrantes del Gabinete deposito mi más entera confianza en el desempeño fiel a las grandes aspiraciones de cambio con las que nos comprometimos hoy hace un año", señaló.

Nueva demanda de paternidad

Los cambios se producen a las puertas de una nueva demanda de paternidad contra el presidente de parte de una mujer que asegura haber tenido una relación sentimental con Lugo cuando era obispo, fruto de la cual nació un hijo que hoy tiene seis años.

En el mensaje leído en la residencia presidencial de Mburuvichá Róga, el jefe de Estado afirmó que "estamos dispuestos a actuar siempre con la verdad y ponernos a disposición de todos los requerimientos que surjan" sobre su presunta paternidad de otro niño.

La semana pasada, Lugo sacudió al país al reconocer, presionado por otra acción judicial, la paternidad de un niño de casi dos años concebido cuando todavía era jerarca de la Iglesia católica, una confesión que hizo caer su popularidad.

Otro supuesto hijo del ex obispo

Fernando Lugo, presidente de Paraguay, se enfrenta de nuevo a una demanda de paternidad. Benigna Leguizamón, de 28 años, del departamento de San Pedro, anunció ayer que demandará al mandatario paraguayo para que reconozca la paternidad de un niño de seis años que tuvo con el ahora presidente mientras ejercía como obispo en esa región.

Ésta es la segunda demanda de paternidad a la que se enfrenta Lugo en menos de un mes. Benigna Leguizamón aseguró haber tenido un hijo de nombre Lucas Fernando fruto de una relación sentimental que sostuvo con el ex sacerdote en el año 2001. "Cuando vi el caso de Viviana Carrillo me animé a denunciar", dijo Leguizamón al diario local Última Hora, tras explicar que su hijo nació el 9 septiembre de 2002, pero fue inscrito solamente con el apellido de la madre.

"Él me pasó dinero hasta que mi hijo cumplió dos años, después ya fue cortando. Hoy no responde ni mis llamadas. Yo lo único que le pido es que le reconozca también, como a su otro hijo", aseguró.

La semana pasada, Lugo reconoció la paternidad y anunció que dará su apellido a Guillermo Armindo, un niño de dos años que tuvo con Viviana Carrillo, con quien sostuvo una relación mientras era obispo de San Pedro.

La Presidencia de Paraguay emitió ayer un comunicado en el que anunció que el abogado Marcos Fariña se encargará de dirigir el equipo que atenderá la nueva denuncia por filiación que podría presentarse contra Lugo en las próximas horas.

La popularidad de Lugo corre peligro de caer de nuevo. Antes del primer escándalo, el 64,14% de los consultados consideraba al ex obispo como un gobernante honrado, pero esa percepción bajó a un 48,04% después de reconocer que tuvo una relación sentimental con Viviana Carrillo.

Más información