Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fragata francesa captura un bote con 11 piratas frente a Kenia

EE UU promueve un plan contra los abordajes en el Cuerno de África

La lucha contra la piratería en el Golfo de Adén ha vivido este miércoles una jornada de éxito con la captura por parte de la fragata francesa Nivose de 11 piratas frente a las costas de Kenia. Apenas unas horas antes, el mercante estadounidense Liberty Sun lograba escapar de un ataque con granadas y armas automáticas por parte de piratas somalíes que trataban de vengar la muerte de varios compañeros.

A estas noticias reconfortantes para los marineros que cada año cruzan el Golfo de Adén a bordo de 20.000 embarcaciones, se ha añadido el anuncio por parte de la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, de un plan para luchar contra la piratería somalí, informa Reuters. El plan prevé mejorar la defensa de los mercantes que navegan por la zona y mejorar también la situación de Somalia. "Puede que estemos tratando con un crimen del siglo XVII, pero necesitamos abordarlos con medios del siglo XXI". La ONU ha promovido una reunión de donantes para el próximo 23 abril en Bruselas, con el objetivo de desarrollar el Estado de derecho en Somalia. Clinton ha anunciado que enviaría un emisario a esa conferencia.

La Nivose forma parte de la misión Atalanta, promovida por la Unión Europea para proteger de los piratas el Golfo de Adén. En esta operación, que cuenta ya con ocho buques y dos aviones, participan desde diciembre Francia, España, Italia y Alemania. En los próximos días se incorporarán tres navíos suecos y un avión de Alemania.

La operación se había iniciado el martes por la noche, cuando un helicóptero francés localizó una embarcación nodriza y frustró una tentativa de abordaje en un navío libanés. El ataque fue lanzado de madrugada a unos 900 kilómetros al este del puerto de Mombasa. Los piratas navegaban "en una nave de 10 metros de largo que transportaba 17 barriles de 200 litros de carburante y dos cañones de asalto", según un comunicado del Ministerio francés de Defensa. Los piratas permanecen detenidos a bordo del Nivose.

Unas horas antes de la intercepción, ocho piratas somalíes atacaron con granadas y armas automáticas la embarcación estadounidense Liberty Sun, en la que viajaban 20 ciudadanos de EE UU. Los asaltantes dijeron atacar en "represalia" por la muerte de tres piratas en la operación militar estadounidense que el domingo liberó al capitán Richard Philips, del Maersk Alabama. Esta vez no iban en busca de dinero, sino de venganza. La Marina estadounidense envió de inmediato a la zona al destructor USS Bainbridge, pero los piratas ya había huido sin conseguir su objetivo.

"El objetivo principal de este ataque era totalmente diferente de los anteriores, no buscábamos cobrar ningún rescate. Hemos asignado un equipo especial para perseguir y destruir a toda embarcación con bandera estadounidense en represalia por el brutal asesinato de nuestros amigos", ha indicado el supuesto jefe del grupo, Abdi Garad, a la agencia France Presse. Este ataque "no es más que el principio", advirtió Garad.

Pese a los medios movilizados en la zona, la acción de los piratas mantiene su frenético ritmo. El martes capturaron dos nuevas embarcaciones, una libanesa, con bandera togolesa, y otra griega. Otro mercante griego, de nombre Titan, fue liberado ayer por los captores somalíes con sus 24 tripulantes secuestrados el pasado marzo. En la actualidad hay 19 barcos y casi 300 tripulantes secuestrados en la zona.