Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperado el control del barco danés secuestrado frente a Somalia, según el Pentágono

El carguero está tripulado por 20 estadounidenses.- Los piratas mantienen como rehén a su capitán

Imagen de archivo del 'Maersk Alabama', capturado por piratas somalíes
Imagen de archivo del 'Maersk Alabama', capturado por piratas somalíes AP

La tripulación estadounidense de un barco de propiedad danesa ha recuperado el control del barco horas después de ser capturado por piratas frente a las costas de Somalia, según informan fuentes del Pentágono. Pero las informaciones más recientes difundidas por la cadena CNN revelan que el capitán del barco es mantenido como rehén por los piratas. El segundo a bordo, Ken Quinn, ha informado vía telefónica que están negociando la liberación del capitán a cambio de alimentos.

"Ellos [los piratas] quieren mantener a nuestro capitán para pedir rescate, estamos tratando de rescatarlo", ha dicho Quinn. "Está en una balsa salvavidas del barco", ha agregado Quinn, que forma parte de la tripulación de 20 estadounidenses, al explicar que los cuatro piratas hundieron su embarcación cuando abordaron el carguero.

La teniente coronel del Ejército, Elizabeth Hibner, portavoz del Pentágono, ha dicho más temprano a la prensa que la información que se manejaba era que al menos cuatro piratas habían abordado inicialmente el carguero y que uno de ellos estaba en custodia de la tripulación. Quinn ha confirmado de que habían atrapado a uno de los piratas a quien retuvieron durante unas 12 horas, pero que lo liberaron a cambio de su capitán, operación que no dio resultado. "Les estamos ofreciendo comida, pero la negociación no va bien", ha dicho Quinn.

El Comando Central de las Fuerzas Navales de EE UU, con sede en Bahrein, ha contado que el barco, el Maersk Alabama, informó de estar siendo atacado a las 7.30 de la mañana cuando se encontraba a unas 280 millas (440 kilómetros) al sureste de Eyl, en Somalia. Parte de la carga del barco, de 17.000 toneladas, son suministros alimentarios de la ONU destinados a Somalia y Uganda.

El acto de piratería ocurrió a cientos de kilómetros del barco de guerra estadounidense más próximo en una de las vías de navegación más peligrosas del mundo. Se cree que es la primera vez que los piratas somalíes capturan una embarcación con tripulantes estadpunidenses. En Washington, la Casa Blanca dijo que está siguiendo muy de cerca la situación. "Nuestra principal prioridad es la seguridad personal de los miembros de la tripulación a bordo", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

La actividad de los piratas frente a las costas somalíes ha aumentado en los últimos días, después de que la misión aeronaval Atalanta lanzada por la UE en diciembre, lograra reducirla durante unos meses. En la última semana, los piratas han logrado hacerse con el control de varios barcos, incluyendo un carguero británico, otro alemán y un yate francés, cuando en los tres primeros meses de este año sólo habían podido capturar ocho buques.