Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

250 inmigrantes naufragan en aguas entre Libia e Italia

Sólo 23 personas han sido rescatadas con vida tras dos días de búsquedas

El comienzo de la temporada del transporte irregular de inmigrantes en el Mediterráneo no ha podido empezar de manera más cruel: más de 200 personas se teme hayan muerto tras el hundimiento, a unas 30 millas de las costas de Libia, de la embarcación que les llevaba rumbo a Italia. La barca llevaba a bordo a 257 personas de las que, tras dos días de búsqueda, sólo 23 han sido rescatadas con vida, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

En la operación de rescate, que según esa misma fuente ya ha concluido, se han recuperado 21 cadáveres. El resto, 213, se dan por desaparecidos. La causa más probable de la tragedia, la mayor de los últimos años, ha sido el fuerte viento que este fin de semana ha soplado en las costas del norte africano y la sobrecarga de la embarcación que sólo tenía cabida para 50 personas. Entre los ocupantes había indios, paquistaníes, bangladeshíes, somalís, eritreos, egipcios, tunecinos y argelinos.

Una segunda embarcación con 356 inmigrantes irregulares tuvo mejor suerte y fue rescatada el domingo con todos sus pasajeros a salvo, después de que lanzara una llamada de socorro. La nave fue remolcada hasta Trípoli por un carguero italiano que se encontraba en la zona, donde habitualmente presta servicio a tres plataformas petrolíferas.

La OIM ha confirmado también que los guardacostas libios han perdido el rastro de otros dos barcos sin que hasta el momento se sepa si se trata de pesqueros o de naves con inmigrantes. Las primeras informaciones hacían referencia a tres barcos hundidos y barajaban la posibilidad de que la cifra de ahogados pudiera llegar a 500. Sin embargo, Laurence Hart, responsable de la OIM en Trípoli, ha rebajado la cifra de desaparecidos a 213 o 214.

Después de conocer la tragedia, el Gobierno italiano espera que Libia respete el acuerdo sobre inmigración firmado entre los dos países, que contempla patrullas costeras conjuntas que empezarán a trabajar frente a las costas libias el próximo 15 de mayo. El ministro del Interior, Roberto Maroni, ha dicho que confía en que el Gobierno libio "ponga en marcha el acuerdo".

El flujo de inmigrantes hacia Italia no ha dejado de crecer en los últimos días. La oficina de ACNUR en Roma ha confirmado la llegada de dos naves esta última semana. La primera, con 224 personas, arribó a Sicilia y la segunda, el domingo, con 219, a Lampedusa. En total, el año pasado 36.000 personas llegaron a Italia por mar desde el norte de África.