Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China aumenta su presupuesto militar en más de un 14%

Será superior a las previsiones de crecimiento de este año de 8%.- El Ejército chino es el más numeroso del mundo

El Gobierno de China ha anunciado que aumentará en un 14,9% su presupuesto de Defensa para 2009, muy por encima de lo que previsiblemente crecerá su economía, con el objetivo de "salvaguardar la soberanía" y sin la intención de amenazar a país alguno.

El aumento, anunciado por el portavoz de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), Li Zhaoxing, dejará la partida militar anual en 480.686 millones de yuanes (unos 56.200 millones de euros). El crecimiento es inferior al de 2008 (17,6%) pero bastante superior al ritmo de aumento de la economía china, cuyo PIB subió un 9% en 2008 y se estima que crecerá un 8% en 2009.

El portavoz ha calificado el aumento de "modesto" y ha detallado que con él China dedicará al Ejército de Liberación Popular (ELP) el 6,3% de su presupuesto estatal. Li, antiguo ministro de Asuntos Exteriores chino, ha subrayado que el gasto militar en 2008 equivalió a un 1,4% del PIB nacional y aseguró que las fuerzas militares chinas son "limitadas".

El Ejército más numeroso del mundo

Las Fuerzas Armadas chinas son el ejército más numeroso del mundo, con más de 2 millones de efectivos, a los que se podrían añadir otros 2 millones de fuerzas paramilitares. Desde 1949 mantiene un amplio poder en la jerarquía del Partido Comunista de China, tanto político como económico.

Según el Ejército chino, los aumentos presupuestarios anuales suelen responder a mejora del nivel de vida de oficiales y soldados más que a la compra de armas, aunque el fuerte crecimiento interanual de las partidas (suele superar siempre el 10%) es observado con preocupación por países como EEUU y Japón, y el entorno asiático. EEUU gasta un 4% de su PIB en defensa, casi tres puntos porcentuales más que China, mientras que Francia y Reino Unido gastan alrededor del 2%.

Los órganos de Defensa de EE UU y Japón, que mantienen roces con China fundamentalmente en la cuestión de Taiwán (que fue colonia japonesa en la primera mitad del siglo XX y a la que Washington vende armas), expresan con frecuencia preocupación por los aumentos presupuestarios de la Defensa china.

En 2008, el Ejército chino tuvo un papel protagonista: sus efectivos fueron enviados a Lhasa para detener las revueltas de marzo (acción duramente criticada por el exilio tibetano), se convirtieron en la principal fuerza de atención humanitaria en el terremoto de Sichuan (mayo) y mantuvieron la alerta máxima durante los Juegos Olímpicos de agosto.