Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

50 muertos al estrellarse un avión de pasajeros en el estado de Nueva York

El aparato se ha precipitado por causas desconocidas contra una casa en una zona residencial de las afueras de Búfalo, cerca de la frontera con Canadá

Las víctimas del accidente aéreo ocurrido la noche del jueves en Búfalo (Nueva York) ascienden a 50, ha informado hoy la aerolínea Colgan Air, que precisó que los fallecidos son los 44 pasajeros, cuatro tripulantes, un piloto fuera de servicio y uno de los ocupantes del inmueble contra el que impactó la nave.

Según han informado los servicios de emergencia, la tragedia podía haber sido mucho mayor, ya que el aparato, que había partido del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, operado por la compañía Colgan Air aunque perteneciente a Continental, ha caído en una zona residencial de la localidad de Clarence, a apenas 16 kilómetros del aeropuerto de Bufalo. Sin embargo, las autoridades manejan la hipótesis de que el avión haya caído casi "en picado", lo que explicaría que sólo una casa haya sido afectada. Todos los ocupantes del avión han perecido, así como una de las tres personas que había en la casa. Las otras dos sólo han sufrido heridas leves.

David Bissonette, coordinador de emergencias en el condado de Erie, donde se encuentra Clarence, ha dicho en conferencia de prensa que el avión hizo "impacto directo" contra la casa. "Es sorprendente que sólo afectara a una casa, podría fácilmente haber afectado al vecindario entero". El funcionario ha explicado que la única parte reconocible del aparato era la cola.

Los servicios de emergencia y la Autoridad Federal de Aviación (FAA, en sus siglas en inglés) están investigando las causas del accidente. Se sabe que en el momento del siniestro, las 22:20 locales (3.20 GMT), había rachas de viento y nevaba levemente. Las dos cajas negras se han recuperado ya, pero los expertos han anunciado que la investigación será larga y difícil.

Se ha puesto en marcha una investigación conjunta entre la policía del estado de Nueva York, la oficina del Sheriff de Erie y la Autoridad de Transportes Fronterizos de Niagara. También participarán agentes de la Oficina Nacional de Seguridad en los Transportes.

Tras el accidente, se ha producido un violento incendio en torno a la aeronave. Por ese motivo, los efectivos desplazados al lugar del impacto han evacuado 12 viviendas cercanas y han atendido a varias personas heridas. Mientras, se ha reunido a los familiares de los pasajeros del avión en el aeropuerto de Búfalo.

Un gran estruendo

Las autoridades han abierto un teléfono de información para atender a las personas interesadas. Por su parte, el Consejo Nacional de Seguridad del Transporte (NTBS, por sus siglas en inglés) se ha desplazado a Búfalo para investigar las causas de lo sucedido.

Keith Burtis, uno de los vecinos de la zona, ha narrado que se dirigía a hacer unas compras cuando escuchó un tremendo impacto. "Fue un gran estruendo (...), al principio pensé que se trataba de un pequeño terremoto". Burtis ha añadido que como consecuencia de lo sucedido se originó una gran humareda, aunque las dotaciones de bomberos llegaron rápidamente al lugar de los hechos.

El avión, de la firma canadiense Bombardier Dash 8 Q400, tenía capacidad para más de sesenta pasajeros, según ha confirmado de Bill Peat, de los Servicios de Emergencias del estado de Nueva York.

Una viuda del 11-S iba en el avión

Beverly Eckert, viuda de una víctima de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, iba en el avión y ha fallecido. El marido de Eckert, Sean Rooney, murió en el World Trade Center de Nueva York después de que miembros de al Qaeda secuetrasen dos aviones y los hiciesen chocar contra las Torres Gemelas.

Eckert era una voz prominente de Voces del 11-S, un grupo que proporciona servicios a los afectados por los ataques y que promueve reformas políticas para prevenir y responder al terrorismo.

El Presidente de EE UU, Barack Obama, ha dicho que Eckert era "una inspiración para mí y para muchos otros, y rezo para que su familia encuentre paz y tranquilidad en los días duros que vienen".