Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva polémica en el partido Republicano por una canción anti Obama

Un aspirante a dirigir la formación política distribuye un disco con la canción 'Barack the magic negro'

Chip Saltsman se ha colocado en un incómodo sitio en el seno del partido republicano, una formación que no levanta cabeza desde que fue derrotada en las pasadas elecciones presidenciales del cuatro de noviembre. El ex coordinador de la campaña del gobernador Mike Huckabee busca liderar el Comité Nacional Republicano. Como parte de su esfuerzo ha enviado discos a los afiliados con una canción paródica sobre Barack Obama. El tema Barack the magic negro (Barack el negro mágico) ha despertado una nueva polémica al ser señalado como una pieza racista, y para muchos, poco graciosa.

Cantada con el tono de Puff the magic dragon, la canción ha sido compuesta por Paul Shanklin, un compositor conservador. El tema asegura que Obama "no es un negro auténtico" y que hace "sentir mejor a los blancos con culpa". La canción, que fue transmitida el año pasado en el popular programa radiofónico de derechas de Rush Limbaugh, se basa en Barack the 'magic negro', un artículo de opinión escrito por David Ehrenstein, un analista afroamericano, para The Angeles Times.

La canción asegura en tono de lamento que Obama es un negro "articulado", "brillante y limpio" amado por los medios: "¡el sueño intruso de un blanco!". Y continúa: "Mira, los negros auténticos, como Snoop Dog [el rapero], o yo, o Farrakhan [clérigo musulman] han hablado sobre el racismo, y han caminado ese camino, ¡pero no han llegado tarde y ganado!".

Saltsman ha dicho que el tema, que fue obsequiado a algunos miembros del partido, debía ser recibido "con buen humor". Sus correligionarios han carecido de la jocosidad que el candidato creía necesaria. "Esto es tan inapropiado que debería descalificar a cualquier aspirante a dirigir el Comité Nacional Republicano", ha dicho el ex portavoz de los republicanos en el Congreso, Newt Gingrich.

"Estoy indignado y horrorizado", señaló el líder saliente del Comité, Mike Duncan. "La elección de 2008 ha sido una llamada de atención a los republicanos para atraer más gente al partido. Esto no nos lleva en la dirección correcta", agregó. Duncan busca su segundo mandato al frente del partido. Para ello se enfrentará a Saltsman y a otros cuatro contendientes, dos de ellos negros.

El diario The New York Times dice que la polémica por esta canción encuentra un ángulo muy importante para los republicanos en los próximos cuatro años: ¿Cómo hacer oposición a un presidente negro sin ser racista? La formación conservadora no tiene congresistas afroamericanos y sólo cuenta con dos comisionados de color de los 168 que tiene.