Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro de Guinea Conakry apoya a los militares golpistas

El jefe golpista convoca elecciones, pero descarta presentarse como candidato

El Primer Ministro de Guinea Conakry, Ahmed Tidiane Souaré ha apoyado a los golpistas, tras entregarse junto a varios ministros de su Gobierno a la junta militar que el pasado martes protagonizaron un alzamiento tras la muerte, el lunes, del presidente del país, Lansana Conte.

"Señor Presidente, miembros del Consejo Nacional para el Democracia y el Desarrollo, os damos las gracias y nos ponemos a vuestra disposiciñón", ha asegurado el primer ministro en sus palabras de apoyo a la junta militar que se ha alzado con el poder.

Hasta el día de hoy Souaré permanecía en paradero desconocido desde la madrugada del martes, aunque mantuvo contacto telefónico con los medios de comunicación, y tras afirmar que su gobierno seguía controlando del país, hizo llamamientos a la comunidad internacional para que interviniera y evitara que la intentona militar tuviera éxito.

El jefe del grupo militar que encabezó el golpe de Estado en Guinea Conakry el pasado martes ha intentado reforzar su situación convocando elecciones generales en el país para dentro de dos años, aunque ha declarado que no tiene pensado presentarse.

El capitán Camara, que hasta el momento del golpe tenía a cargo la división de combustibles dentro del cuerpo de aprovisionamiento del ejército guineano, actuó primero como portavoz del CNDD, compuesto de 32 miembros entre los que figuran 6 civiles y 26 militares, incluidos un general y 9 coroneles, además de varios tenientes coroneles. El pasado miércoles Camara fue elegido por sorteo por sus compañeros para encabezar el gobierno de facto de Guinea. El líder golpista dio entonces 24 horas de plazo para que las autoridades constitucionales se rindieran y advirtió de que si éstas no se avenían a las exigencias del CNDD serían "perseguidas".

El líder de los golpistas ha negado querer mantenerse en el poder. "No tengo la ambición de ser candidato a las elecciones presidenciales", ha dicho Camara a Radio France Internacional. "Nunca he tenido la ambición del poder".

Camara defiende el golpe que él lidera "como un acto cívico para terminar con la angustia del pueblo". La junta que planeó el golpe, autodenominada Consejo para la Democracia y el Desarrollo, tomó el control de la capital del país, Conakry, después de la muerte de Conte.

Sarkozy pide elecciones libres

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, solicitó hoy a través de un comunicado que se celebren pronto "elecciones libres y transparentes" en Guinea Conakry, bajo la supervisión de observadores internacionaes.

El presidente de turno de la Unión Europea (UE) llama a una "transición pacífica, ordenada y democrática", tras conocerse que el Primer Ministro de Guinea, Ahmed Tidiane Souaré, y varios de sus ministros se entregaron a la junta militar que el pasado martes dio un golpe de Estado tras la muerte, el lunes, del presidente del país, Lansana Conte. Sarkozy solicita además que se respete "la aspiración del pueblo guineano, a la democracia, la paz y la reconstrucción" del país, que debería ser la "prioridad"

para los responsables guineanos.

Las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea y EE UU han condenado este golpe de estado desde el primer momento.. El presidente de la Asamblea Nacional del país, Aboubacar Sompare, quien pese al golpe dice mantener el poder en el país, hizo un llamamiento de urgencia ayer a la comunidad internacional solicitando que no permita que triunfe el golpe de Estado de los militares rebeldes.

La Constitución guineana reconoce al presidente de la Asamblea Nacional como presidente en funciones ante una situación como la generada el pasado lunes, con la muerte por enfermedad del máximo mandatario del país.

Guinea Conakry es el mayor exportador mundial de bauxita, la materia prima con la que se hace el aluminio. Sin embargo, las operaciones mineras no se han visto afectadas.