Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La calma devuelve a los turistas a Belén

La mejora de la situación de seguridad en Cisjordania hace que se cuadruplique esta Navidad la cifra de visitantes a la ciudad origen del cristianismo

La mejora de la situación de seguridad en Cisjordania, el territorio palestino controlado por el movimiento Al Fatah, ha permitido el regreso por Navidad de los turistas a Belén, la localidad natal de Jesús. Durante la semana de Navidad, la ciudad recibirá este año alrededor de 250.000 visitas, frente a las 60.000 del año pasado, según ha informado el alcalde de la ciudad, Victor Batarseh.

Las cifras del alcalde están en consonancia con las de la Cámara de Comercio de la ciudad, que estiman que este año han pasado por Belén 1,2 millones de personas, el mejor año con diferencia desde que estalló en 2000 la segunda Intifada palestina. Las autoridades hablan de una ocupación hotelera casi completa y de un descenso del paro espectacular, del 50% al 20%.

La llamada segunda Intifada estalló el 28 de septiembre de 2000 por la visita del entonces líder del partido ultraderechista Likud, en la oposición, Ariel Sharon, a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, que los musulmanes considera sagrada. Fue un levantamiento que se ha cobrado, desde entonces, miles de víctimas mortales, mayoritariamente palestinos.

El clima de violencia perjudicó durante años el sector del turismo en la zona, hasta el punto de que los ingresos turísticos cayeron un 90% entre 2000 y 2001. Hoy, miles de turistas cristianos se han dado hoy cita en la ciudad para celebrar la Navidad en la ciudad señalada como la del nacimiento de Cristo, donde es tradición escuchar la llamada Misa del Gallo en la basílica de la Natividad, que marca el punto donde estaba el pesebre en el que nació, según el Evangelio, el hijo de Dios.

Los niveles de violencia han descendido últimamente, con lo que los turistas se han vuelto a animar a visitar los lugares históricos donde nació el cristianismo, a su vez puntos de referencia del judaísmo y el Islam -la explanada de las Mezquitas es el tercer lugar sagrado de los musulmanes. Las fuerzas de seguridad han recibido refuerzos de otros puntos de Cisjordania para asegurar el bienestar de los visitantes durante las fechas navideñas. Unos 500 agentes han llegado de otras localidades para reforzar la seguridad.

Israel atribuye el descenso de la violencia al muro de separación que está construyendo en las decenas de kilómetros de frontera entre Israel y Cisjordania, muro que pasa por Belén. La Autoridad Palestina dice que el muro es un obstáculo para el turismo. Lo cierto es que tras ser expulsado de Gaza por Hamás, el movimiento Al Fatah del presidente palestino, Mahmud Abbas, ha conseguido llevar cierta calma a Cisjordania, calmando los ánimos de los milicianos palestinos más radicales, a menudo a través de fuerzas de seguridad que muchos palestinos tachan de traidores.