Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la tensión en Gaza tras la muerte de seis miembros de Hamás

El grupo miliciano responde con el lanzamiento de 35 cohetes, que no causan heridos.- Es el primer enfrentamiento en la franja desde el alto el fuego de seis meses acordado en junio

Alrededor de 35 cohetes lanzados desde territorio palestino han hecho explosión esta mañana (hora espñola) en el sur de Israel sin causar heridos. El ataque, llevado a cabo por Hamás, ha tenido lugar unas horas después de que seis miembros de la milicia palestina murieran en una ofensiva del ejército israelí en la franja de Gaza, según el balance ofrecido por fuentes médicas palestinas. La explosión de un misil y la posterior incursión de un grupo de soldados israelíes dejaron anoche decenas de heridos en el primer enfrentamiento desde el alto el fuego de seis meses alcanzado en junio.

Un portavoz del ejército israelí explicó anoche que el ataque iba dirigido a tres miembros de Hamás acusados de lanzar varios proyectiles sobre fuerzas operativas israelíes. El grupo de médicos que atendió a los heridos en el hospital de Deir al-Balah, en Gaza, aseguraba que un miembro más de Hamás había muerto en el ataque. El portavoz de la milicia, Sami Abu Zuhri, advirtió ayer que el ataque demostraba que Israel no estaba interesado en respetar el alto el fuego. "La agresión supone una gran violación del acuerdo. Si se repite, los enfrentamientos no tendrán lugar sólo en el este de Gaza", amenazaba Zuhri.

Seis meses, menos dos semanas

El alto el fuego de seis meses entre Israel y las milicias palestinas en la franja de Gaza comenzó el pasado 19 de junio y estuvo precedido, tal y como finaliza, de una intensa jornada de violencia. Decenas de cohetes caseros de corto alcance cayeron sobre territorio israelí, sin provocar víctimas, mientras que cinco palestinos murieron y varios resultaron heridos en los ataques aéreos israelíes durante las horas previas al alto el fuego.

"Lo que ellos llaman 'calma' es frágil y posiblemente durará poco", aseguró el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en un discurso cerca de Tel Aviv. "Hamás y otros grupos terroristas (...) no han cambiado su forma ni se han convertido en amantes de la paz". Por su parte, Abu Ubaida, portavoz del brazo armado de Hamás, mostró también cierta incredulidad: "No tenemos la ilusión de que la Ocupación (Israel) tenga buenas intenciones hacia nuestra gente, y si la ocupación frustra la calma, significará el regreso a una resistencia aún más fuerte".