Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El encuentro de McCain y Augusto Pinochet

El candidato republicano se reunió con el ex dictador militar chileno en diciembre de 1985, según documentos desclasificados

El aspirante republicano a la Casa Blanca, John McCain, viajó hasta Santiago de Chile en 1985 y se reunió con el entonces dictador chileno, Augusto Pinochet. Este desconocido encuentro ha sido reconocido por portavoces de la campaña de McCain tras hacerlo público el especialista en América Latina, John Dinges.

Según Dinges, investigador en estudios latinoamericanos y autor de varios libros, entre ellos La operación Condor: una década de terrorismo, "es paradójico que el candidato que ha criticado con severidad la idea de reunirse con dictadores sin condiciones previas parece haber hecho justamente eso".

Su hallazgo lo publicó ayer en un blog de tendencia liberal, el Huffingtonpost.com. El viaje fue organizado por el entonces embajador de Chile en EE UU, Hernán Felipe Errázuriz, quien lo describió como "un congresista conservador muy cercano a nuestra embajada".

La campaña de McCain, por su parte, ha dicho que es muy diferente que "un joven congresista se reúna de manera privada con un dictador, a que un presidente sostenga un encuentro sin condiciones con dictadores".

"No hay que olvidar que John McCain fue uno de los legisladores republicanos clave que apoyaron la transición democrática en Chile, quien además lideró varias iniciativas legislativas que ayudaron a que se llevaran a cabo los comicios que finalizaron el mandato de Pinochet", ha enfatizado el director de Seguridad Nacional y Política Exterior de la campaña republicana, Randy Scheunemann.

Comunismo

El equipo de campaña de McCain no niega este encuentro de 30 minutos, el 30 de diciembre de 1985, entre McCain y Augusto Pinochet, aunque pocos detalles de la reunión han salido a la luz.

El ahora candidato presidencial insistió en que la reunión fuera de carácter privado y no oficial, y tampoco dio declaraciones a la prensa en ese momento. Lo poco que se conoce es a través de un cable que envió la embajada estadounidense en Santiago y que ahora está desclasificado.

"Según ese documento, McCain describió el encuentro como amistoso y por momentos cálido. El tema principal fue la lucha contra el comunismo y el senador de Arizona dijo que Pinochet estaba obsesionado con la amenaza del comunismo", ha explicado Dinges.

Dinges señala que de esa reunión, sin embargo, no hay registro de que se haya hablado sobre la violación de los derechos humanos, ni tampoco hay ningún indicio de que McCain se haya reunido con representantes de la oposición democrática.

"Otros congresistas, como Edward Kennedy, que visitaron Chile después del viaje de McCain, hicieron declaraciones públicas contra la dictadura y en apoyo del retorno a la democracia", señala el investigador y periodista.

Reuniones

La visita del senador de Arizona pasó inadvertida. Según los documentos, McCain llegó con su esposa Cindy a Santiago el 27 de diciembre de 1985 y viajaron inmediatamente a la zona de Puyehue, en el sur de Chile. El 30 de septiembre McCain regresó a Santiago, donde a las cinco de la tarde se reunió con Pinochet y luego con el comandante en jefe de la Armada, el almirante José Toribio Merino.

"La mayor parte de la reunión de 30 minutos con el presidente estuvo dedicada a discutir los peligros del comunismo, un tema sobre el cual el presidente parece obsesionado", dice el documento escrito por funcionarios diplomáticos.

"McCain dijo que hablar con Pinochet era similar a hablar con el jefe de la John Birch Society (una organización de derecha que luchaba contra el comunismo)", añade.