Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el juicio contra la red golpista Ergenekon que divide a la clase política turca

Los 86 acusados de esta organización, formada por mandos militares retirados, periodistas, políticos y académicos, buscaba la desestabilización para derrocar el gobierno de Erdogan, según la fiscalía

El macrojuicio contra la red golpista Ergenekon, que divide a la clase política de Turquía y a los medios de comunicación, ha comenzado hoy en las dependencias de la cárcel de Silivri, en Estambul. Según la fiscalía, esta organización, formada por mandos militares retirados, periodistas, políticos y académicos, pretendía sembrar el caos con atentados terroristas para provocar un ambiente favorable a un golpe de estado del Ejército que derrocase al gobierno islamista moderado de Recep Tayyip Erdogan.

La presencia de los 86 acusados (de los que 46 permanecen en prisión provisional), sus 66 abogados, los casi 300 periodistas y la multitud de curiosos ha complicado el inicio del proceso. Tras una serie de pausas, en las que se invitó a los asistentes que no tuvieran parte en el juicio a desalojar la sala, el presidente del tribunal ha decidido dividir a los acusados en dos grupos (los que permanecen en prisión provisional y los que no) y tomarles declaración por separado para evitar la congestión. Finalmente, tras identificar a los imputados, el tribunal ha decidido posponer el juicio hasta el próximo jueves.

Los diarios liberales, izquierdistas e islamistas consideran este juicio como un paso "histórico" para que Turquía arregle las cuentas con la guerra sucia del llamado "estado profundo" -las conexiones entre mafia, ultranacionalismo y fuerzas de seguridad-, mientras que los diarios laicos y nacionalistas lo consideran un juicio político dirigido por el gobierno.

Entre los acusados, hoy tomaron la palabra el abogado ultranacionalista Kemal Kerinçsiz y el líder del Partido Obrero (IP, izquierda nacionalista), Dogu Perinçek, que no reconocieron la jurisdicción del tribunal para juzgarles. "No nos podéis juzgar, estáis violando competencias del Tribunal Constitucional", se ha quejado Perinçek.

Centenares de personas se han manifestado en contra del juicio, portando bandera turcas y voceando el lema "Los traidores están en el Parlamento, los patriotas en prisión". Los manifestantes también portaban carteles con las imágenes de dos prominentes generales retirados, quienes están arrestados por sus presuntos lazos con el grupo de ultranacionalistas, pero que aún no han sido acusados formalmente.