Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conservadores se quedan sin la mayoría absoluta en Canadá

El actual primer ministro, Stephen Harper, logra un segundo mandato pero tendrá que gobernar de nuevo en minoría

El primer ministro y líder del Partido Conservador de Canadá, Stephen Harper.
El primer ministro y líder del Partido Conservador de Canadá, Stephen Harper. EFE

El Partido Conservador del primer ministro, Stephen Harper, se tendrá que conformar con gobernar en minoría al no haber logrado los 155 diputados en las elecciones generales celebradas este martes en Canadá, según los resultados preliminares. Harper había adelantado los comicios con el objetivo de reforzar su precaria mayoría parlamentaria. Esta cita de la población canadiense con las urnas ha sido la tercera en cuatro años.

La CBC ha asegurado que el Partido Conservador mejora los votos obtenidos en las elecciones del 2006, con un ascenso aproximado a 144 escaños, 17 más de los que disponía antes de la disolución del Parlamento el pasado mes de septiembre.

El gran perdedor de la noche es el principal grupo de la oposición, el Partido Liberal de Stéphane Dion, que, podría obtener en torno a 70 diputados, unos 20 menos que hace dos años. Dion ha reconocido su pero asegura que no dimitirá.

Además, se estima que el soberanista Bloque Quebequés y el socialdemócrata NDP también mejorarán sus resultados con 50 y 34 diputados, respectivamente.

Los errores de Harper

Harper, casado y con dos hijos, disolvió el Parlamento cuando las encuestas de opinión señalaban que los conservadores se podían hacer con la mayoría de los 308 escaños del Parlamento. Sin embargo, su empeño por controlar las apariciones públicas de los otros 307 candidatos conservadores sumado a una serie de errores durante las últimas semanas de campaña desencadenaron la caída del apoyo popular. Sin embargo, no parece que el primer ministro vaya a decaer en su empeño. El pasado fin de semana advirtió de que otro Gobierno minoritario supondría una nueva convocatoria a las urnas en dos años.

En las elecciones de 2006, el Partido Conservador arrebató el poder a los liberales, que gobernaban desde 1993, al lograr 124 de los 308 escaños. La victoria de Harper supuso la reunificación de la derecha canadiense, hasta entonces dividida en el Partido Conservador, ubicado en el este del país, y la Alianza Canadiense, exclusivamente arraigada en la provincia de Alberta, en el oeste. El mismo lugar donde se crió Harper y que está considerado como la cuna de la ideología más conservadora, vinculada con la derecha del Partido Republicano estadounidense.

¿Te gustaría descubrir Canadá? Haz planes de viaje con la guía de EL VIAJERO