Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anuncia su intención de presentarse de nuevo

El millonario regidor quiere presentarse a un tercer mandato, aunque la ley actual no lo permite

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció hoy que buscará la reelección en noviembre de 2009 si se modifica la normativa actual, que limita a ocho años la permanencia al frente de la gestión municipal. "Si el Concejo municipal decide enmendar los límites de mandato pediré a los neoyorquinos que consideren mi trabajo como líder independiente y decidan si merezco otro término", dijo Bloomberg en una conferencia de prensa ante decenas de periodistas.

La expectación era máxima desde que el martes The New York Times citó tres fuentes próximas al alcalde para asegurar que se presentaba de nuevo tal y como se ha confiramado hoy.

El millonario empresario sucedió a Rudolph Giuliani en la alcaldía al ganar las elecciones de 2001 como candidato republicano y fue reelegido en 2005 por otros cuatro años, con amplia ventaja sobre su rival de entonces, el puertorriqueño Fernando Ferrer. La normativa actual limita a ocho años la permanencia en cargos electos, por lo que Bloomberg debería salir de la alcaldía al finalizar 2009.

"Los votantes decidirán"

"Como siempre, serán los votantes quienes decidirán", agregó Bloomberg que, tal y como estaba previsto, anunció hoy de forma pública una decisión que ya se esperaba y que en los últimos días ha suscitado ya polémica entre la clase política y otros ámbitos neoyorquinos.

"Si el Concejo lo pasa, lo firmaré y me presentaré a la reeleccón", afirmó el alcalde, que aludió en numerosas ocasiones a la crisis financiera y a la difícil situación económica actual, que se prevé perjudicará a las arcas municipales. "Si a los votantes no les gusta lo que han visto (en los últimos años), entonces votarán a otro, como debe ser", reiteró Bloomberg, que no precisó si la propuesta que se someterá al Concejo es para ampliar el mandato sólo en esta ocasión o por más tiempo.

Una amplia mayoría de neoyorquinos votó en referendo en 1993 limitar a ocho años el mandato de los alcaldes y reafirmaron esa misma posición en 1996. Bloomberg señaló que la crisis actual es diferente a la que se suscitó, por ejemplo, después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y que la unidad de los neoyorquinos el apoyo de todo tipo que recibió la ciudad permitió la recuperación de la economía en pocos años.