Las autoridades cubanas culpan a los siete fallecidos por el Ike de su propia muerte

Tejas ordena la evacuación de cientos de miles de personas ante la llegada del ciclón

Madrid / Washington - 12 sep 2008 - 14:23 UTC

El huracán Ike ha causado ya siete muertos en Cuba, según la Defensa Civil, que culpa a los fallecidos de su deceso por no seguir las instrucciones de las autoridades, según un comunicado divulgado hoy por medios informativos oficiales. La nota afirma que "la pérdida de las siete vidas humanas al paso del reciente huracán, en lo esencial, no fue sólo consecuencia directa de los efectos de Ike, sino de la falta de observancia estricta de las medidas orientadas por el sistema de la Defensa Civil; así lo confirman, en cada caso, las causas que concurrieron en esos fatales desenlaces".

Las víctimas tenían entre 35 y 76 años y en la mayoría de los casos la muerte se produjo por aplastamiento, al caerles encima árboles o muros. Según el comunicado de Defensa Civil, "las causas de los hechos ejemplifican la necesidad de cumplir disciplinadamente las medidas que de manera reiterada establece la Defensa Civil con el objetivo de evitar estas dolorosas pérdidas humanas y el luto familiar a que conducen".

Más información

Según cifras preliminares, el Ike ha dejado en Cuba, aparte de los siete muertos, 20 heridos y más de 200.000 viviendas dañadas o destruidas, 30.000 de ellas totalmente, así como decenas de miles de hectáreas de cultivo arrasadas y graves destrozos en infraestructuras.

Evacuación en Tejas

Las autoridades del estado de Tejas han ordenado la evacuación de centenares de miles de personas en en Houston y en la zona sureste de la región a media que el huracán Ike avanza lentamente por aguas del Golfo de México en dirección a la costa. El huracán podría pasar de la categoría 2 a la de 3 o incluso 4 en las próximas 24 o 48 horas a su paso por el Tejas, al sur de Estados Unidos. "Es una gran tormenta; no puedo poner suficiente énfasis en el peligro que afrontamos", ha advertido el gobernador, Rick Perry, en una rueda de prensa. Los evac

"Las últimas estimaciones indican que Ike tocará tierra en las próximas 48 horas, trayendo consigo vientos de hasta 216 kilómetros por hora y una oleada de cuatro metros altura o más. Y quiero llamar la atención especialmente sobre esto", ha alertado el gobernador. Jack Colley, jefe del área de Gestión de Emergencias de la oficina del gobernador, ha definido el momento en que Ike toque tierra de esta manera: "esto es un Tsunami (...) No es una crecida del nivel del mar, es que el agua va a desbordar los límites de la costa".

Galveston, una localidad costera situada en una isla frente a la Bahía de la Trinidad, que antecede a la capital, será la primera ciudad afectada por Ike. La alcaldesa ha ordenado la evacuación completa de la isla ante el riesgo de que quede subsumida por la oleada con que se espera que el huracán toque tierra.

La producción de petróleo, detenida

El temor al ciclón ha llevado a la paralización de de un 97% de la extracción de crudo y de un 93% de la producción de gas natural en toda la zona del Golfo de México de EE UU. Los 160 kilómetros por hora de fuerza del huracán Ike han llevado a la evacuación de 655 plataformas de extracción, un 78% de las existentes en la región.

El riesgo que el ciclón presenta para las refinerías ha hecho subir el precio de los combustibles en la región, a pesar de la bajada del precio del petróleo. Las 16 refinerías de la costa texana producen un 25% de todos los combustibles del país. El Golfo de México también bombea 1,3 millones de barriles diarios de petróleo (una cuarta parte de la producción nacional) y unos 7.400 millones de pies cúbicos de gas natural (un 15 por ciento del total nacional), según el Servicio de Gestión de Minerales (MMS, en sus siglas inglesas.

El huracán Ike ya ha señalado un punto de entrada en Texas: las costas de Galveston. Allí, cientos de miles de ciudadanos hyen de una zona que se prevé recibirá el axote de Ike en las próximas horas. De momento, en Luisiana ya se ha dejado sentir con las primeras lluvias y vientos. Estados Unidos ha suspendido el 97 por ciento de la producción petrolífera en el Golfo de Mexico. Ike ha sido calificado por las autoridades como "arma de destrucción masiva de la naturaleza".  AGENCIA ATLAS

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50